Carlsen lucha por la triple corona ante Firouzja

El flamante campeón quiere seguir siéndolo también en las modalidades rápida y relámpago, donde el franco-iraní, de 18 años, es portentoso

Magnus Carlsen y Alireza Firouzja durante su polémico enfrentamiento en el Mundial Relámpago de Moscú, 2019
Magnus Carlsen y Alireza Firouzja durante su polémico enfrentamiento en el Mundial Relámpago de Moscú, 2019María Emeliánova/FIDE

La altura del listón nunca es excesiva para Magnus Carlsen por muy elevada que esté, como en los Mundiales de Rápidas y Relámpago, que se disputan desde este domingo en Varsovia (Polonia). Dos semanas después de renovar su título en ajedrez clásico con gran claridad (7,5-3,5) frente al ruso Ian Niepómniashi en Dubái, el escandinavo luchará por mantener la triple corona que ganó en 2019. La presencia de casi todas las estrellas (excepto el chino Liren Ding y el estadounidense Wesley So) y la pujanza del franco-iraní Alireza Firouzja, 2º del mundo en partidas lentas a los 18 años, indican que ese logro sería una hazaña.

El covid impidió la edición de 2020 y también que esta se dispute en Nur-Sultán, la capital de Kazajistán, donde estaba prevista. La Federación Polaca acudió al rescate como solución de emergencia hace 15 días y ha limitado el aforo en la sede de Varsovia a 1.000 entradas (200 en cada una de las cinco jornadas), que se vendieron en menos de una hora. Tanto el ajedrez deportivo como el educativo están en auge en Polonia. Las partidas podrán seguirse en directo por internet desde diversas plataformas. El Mundial de Rápidas, a trece rondas, se juega del 26 al 28 desde las 15.00 horas (8.00 en Ciudad de México, 9.00 en Bogotá, 11.00 en Buenos Aires). El Relámpago, a 21 rondas, el 29 y 30 desde la misma hora.

Carlsen es el actual número uno en las listas de las tres modalidades, pero su dominio en partidas rápidas (15 minutos iniciales más 10 segundos de incremento tras cada jugada) y relámpago (tres segundos más dos) no es tan apabullante como en lentas. En el escalafón de rápidas solo le saca tres puntos al ausente Ding y al estadounidense Hikaru Nakamura, quien desde hace un par de años dedica más tiempo a su faceta de streamer que a la de jugador profesional, pero es temible siempre en los ritmos acelerados. De hecho, Nakamura está a solo ocho puntos del noruego en la clasificación de relámpago.

Hay más participantes temibles para Carlsen, como el polaco Jan Duda, el húngaro Richard Rapport, el francés Maxime Vachier-Lagrave, el neerlandés Anish Giri, los estadounidenses Fabiano Caruana y Levón Aronián, el azerbaiyano Shajriyar Mamediárov y los rusos Serguéi Kariakin, Alexánder Grischuk, Danil Dúbov, Vladislav Artémiev o el citado Niepómniashi, aunque sobre el estado anímico de este último haya serias dudas.

Firouzja, Carlsen y Nakamura (de izquierda a derecha) en el podio del Mundial de Rápidas de Moscú, 2019
Firouzja, Carlsen y Nakamura (de izquierda a derecha) en el podio del Mundial de Rápidas de Moscú, 2019María Emeliánova/FIDE

Sin embargo, la segunda gran atracción de ambos Mundiales será Firouzja, y con motivos muy fundados. Nada más renovar su corona en Dubái, Carlsen sorprendió con una declaración tormentosa: “Sólo defenderé el título si el vencedor del Torneo de Candidatos es Firouzja, porque él es el único que me motiva”. El producto más brillante del gran trabajo de la Federación Iraní durante los últimos cuarenta años, ahora nacionalizado francés, había culminado pocas semanas antes su meteórica ascensión al 2º puesto del mundo (partidas lentas).

Además, Firouzja logró la medalla de plata en el Mundial de Rápidas de Moscú en 2019 y terminó 6º en el Relámpago tras perder una partida muy polémica con Carlsen y presentar una reclamación que los árbitros tardaron media hora en resolver a favor del campeón. Todo ello ocurrió escasos días después de que el entonces iraní renegase de su Gobierno, que le obligaba a perder por incomparecencia cada vez que se enfrentaba a un israelí, y trasladase su residencia a Chartres (Francia). Entonces tenía solo 16 años y presentaba lagunas muy grandes en su preparación ahora corregidas en parte, aunque todavía le queda mucho camino por recorrer en ese ámbito.

España, que acaba de subir al 8º puesto de la lista mundial por países, presenta un plantel de jugadores capaces de dar disgustos a los favoritos: Alexéi Shírov, Eduardo Iturrizaga, David Antón, Jaime Santos, Alvar Alonso, Danil Yuffa y Pepe Cuenca. A ellos se une Marta García para los Mundiales femeninos, donde las rusas Katerina Lagno, Alexandra Goriáchkina y Alexandra Kosteniuk son las primeras cabezas de serie junto a la ucrania Anna Muzychuk y la india Humpy Koneru.

Las tres preguntas principales que se discutirán en Varsovia tienen a Carlsen como protagonista directo en dos de ellas e indirecto en la otra: si será capaz de repetir la hazaña de 2014 y 2019 con una triple corona; si matizará su reciente anuncio sobre el Mundial clásico, que tanto preocupa a la Federación Internacional y a los patrocinadores (actuales y potenciales); y si Firouzja aguantará bien la presión mediática sobre él, muy creciente.

Suscríbete al boletín semanal ‘Maravillosa jugada’, de Leontxo García

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Leontxo García

Periodista especializado en ajedrez, en EL PAÍS desde 1985. Ha dado conferencias (y formado a más de 30.000 maestros en ajedrez educativo) en 30 países. Autor de 'Ajedrez y ciencia, pasiones mezcladas'. Consejero de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) para ajedrez educativo. Medalla al Mérito Deportivo del Gobierno de España (2011).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS