Nakamura corre más y deleita

El inmenso talento táctico del estadounidense resuelve con gran brillantez y precisión una feroz carrera en flancos opuestos

La lista de las virtudes, cualidades, competencias y capacidades que el ajedrez desarrolla es tan larga que resulta difícil encontrar una realmente completa. Entre las que no suelen mencionarse mucho está la capacidad de atender bien a varias cosas a la vez, lo que ahora se llama multitarea, y que muchos consideran más frecuente entre las mujeres.

El tipo de partida más idóneo para ponerlo como ejemplo es el de ataques en flancos opuestos. Es verdad que el concepto de carrera está muy presente en ese tipo de posiciones: a veces no importa el material que el atacante pierde por el otro flanco si su ofensiva tiene efectos devastadores, o de jaque mate. Pero la realidad suele ser mucho más complicada, porque lo normal es que se deban intercalar lances defensivos en el momento oportuno para retrasar el contragolpe del rival. Y ahí se ejercita mucho la división del cerebro en dos partes.

La partida de este vídeo es una muestra excelsa, y ejecutada por Hikaru Nakamura, de cuyo inmenso talento ya disfrutamos hace pocas semanas, con tanta precisión como brillantez.

Suscríbete al boletín semanal ‘Maravillosa jugada’, de Leontxo García

Sobre la firma

Leontxo García

Periodista especializado en ajedrez, en EL PAÍS desde 1985. Ha dado conferencias (y formado a más de 30.000 maestros en ajedrez educativo) en 30 países. Autor de 'Ajedrez y ciencia, pasiones mezcladas'. Consejero de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) para ajedrez educativo. Medalla al Mérito Deportivo del Gobierno de España (2011).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS