Divagaciones de dos poetas giróvagos

El teatro de Gómez Mata es el equivalente bienhumorado de las obras coléricas de Angélica Liddell y de las calculadamente provocadoras de Rodrigo García

Óscar Gómez Mata y Juan Loriente en 'Makers'.
Óscar Gómez Mata y Juan Loriente en 'Makers'.Christian Lutz

Dos filósofos payasos. Dos haces de protones lanzados el uno contra el otro a la velocidad de la luz en un acelerador de partículas. Dos libros: El hacedor, de Borges (un clásico), y El hacedor (de Borges), ‘Remake’, de Agustín Fernández Mallo, retirado de las librerías en 2011, tras advertir María Kodama, viuda del autor argentino, que tomaría iniciativas legales si Alfaguara seguía comercializándolo. En fin, Óscar Gómez Mata y Juan Loriente, actores, haciendo malabares a cuatro manos con palabras propias, de Fernández Mallo y de Rodrigo García, alguna de las cuales dejan caer al suelo para que el público no se tome demasiado en serio lo que dicen.

Makers es un espectáculo de apariencia azarosa, donde todo está calculado. Por ejemplo, el tapiz que alfombra el escenario, cuyo diseño (una estrella de ocho puntas) Loriente atribuye a Juan Chiles, mítico cacique colombiano, es en realidad una trasposición poética del gráfico de funcionamiento del ciclópeo Colisionador de Hadrones subterráneo que la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) tiene en Ginebra, del cual hablan Fernández Mallo y Gómez Mata. La portentosa máquina circular del CERN es una puerta al conocimiento científico del universo. La estrella Inti, atribuida a Juan Chiles, simboliza el pensamiento mágico.

En esta producción de L’Alakran (compañía ginebrina que hace camino al andar mientras cien metros subsuelo adentro colisionan las partículas subatómicas lanzadas por científicos del CERN para desentrañar qué sucedió tras el Big Bang), Loriente y Gómez, clowns peripatéticos sin nariz roja, divagan sobre la luz y el tiempo, entretejen anécdotas, tropiezan consigo mismos, se entretienen saludando a algún conocido y estrechan su amistad haciendo un striptease paródico, durante el cual ilustran a dúo el contenido de la frase proverbial: “El disimulo de Antequera, la cabeza tapada y el culo fuera”. Es su manera de llevar al absurdo una lógica inapelable, equivalente a la que despliegan Tip y Coll en su celebérrimo número del vaso de agua.

El teatro de Gómez Mata es el equivalente bienhumorado de las obras coléricas de Angélica Liddell y de las calculadamente provocadoras de Rodrigo García, que son sus pares ­artísticos. En la levedad, el desenfado y la cordialidad de los montajes del director hispanosuizo hay una verdad que se le escaparía si intentara expresarla con virulencia.

‘Makers’

Texto: Agustín Fernández Mallo, Rodrigo García, Óscar Gómez Mata. Dirección: Óscar Gómez Mata. Teatro de La Abadía. Madrid. Hasta el 17 de octubre.


Puedes seguir a BABELIA en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS