Deja de tratar la alcachofa como una flor y no evites las marchitas

A simple vista es de los productos más raros de la frutería

A simple vista es de los productos más raros de la frutería, a excepción dealgunas frutas tropicales y el romanescu. Pertenece la familia de las asteráceas (compuestas) cuyo rasgo común es que sus flores están formadas por la fusión de cientos o miles de flores diminutas. El ejemplo más evidente del grupo es el girasol. Pero hay otras muchas que no son tan evidentes. El árbol familiar de estas hortalizas se subdivide en tres grupos: de hoja (achicoria, lechuga, endibia, escarola), o de tallo (cardo) y de flor (alcachofa).

Esta última, conocida como Cynara scolymus en el ambiente botánico, es propia de climas templados. Se nombra como alcachofa tanto la parte de la planta entera, como la inflorescencia, que es la parte comestible. Las hojas tienen normalmente color verde claro en el haz. En cambio, en el envés están cubiertas por unas fibrillas blanquecinas que le dan un aspecto pálido. La denominación alcachofa proviene de un término árabe que significa “lengüetas de la tierra”, en referencia a sus singulares hojas.

Las distintas variedades se conocen según su denominación geográfica: Espinoso Sardo, Blanca de Tudela, Madrileña, Violeta de Provenza, Camus de Bretaña, Romanesco, Californiana… La más cultivada es la Blanca de Tudela (Navarra), de forma redondeada, pequeña, verde y con las hojas centrales muy compactas. Su temporada es entre septiembre y mayo. Sin embargo, puedes encontrarla en conserva todo el año.

Cuando cruje está en su punto

Mucho mejor si no las sacas de la bolsa. Una vez cocidas, necesitan frigorífico y consumirlas en 24 horas. Tantas prisas se deben a que se oxidan a toda velocidad. Por eso, si antes de guardarlas las rocías con un poco de jugo de limón, alargarás un poco su lozanía. También puedes envasarlas en tarros de cristal esterilizados y al baño María. Para congelarlas, se cortan en mitades o cuartos y se escaldas unos minutos. Siempre que se mantenga la cadena de frío, durarán hasta seis meses.

Una buena opción para la fibra

Estamos ante un alimento entretenido de comer y con pocas calorías. De cada 100 gramos, 83,33 son agua. Eso explica que solo aporten 23 kilocalorías. De ellas, 2,26 gramos corresponden a carbohidratos y 9,4 gramos son fibra, en gran parte inulina, un tipo de fibra fermentable que estimula el crecimiento de bacterias beneficiosas en el colon y agiliza la actividad intestinal.

De cada 100 gramos de alcachofa, 83,33 gramos son agua, lo que explica que solo aporten 23 kilocalorías,

Entre los minerales destaca el potasio (300 mg) que contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y de los músculos, así como a mantener la tensión en valores normales. Su aporte de vitaminas es poco significativo comparado con otros vegetales.

Con jamón y mucho más

Rehogadas con jamón es posiblemente una de las presentaciones más célebres de esta hortaliza. Pero hay muchas más. Prueba a hacerlas en tortilla. Esta receta es perfecta para esos días en los que no hay muchas ganas de cocinar. Abre un bote de alcachofas en conserva, escúrrelas, mézclalas con huevo batido y listo. Algo más elaborado, pero muy resultón, es un plato de corazones de alcachofa rellenos de gambas. Solo tienes que sofreír las gambas con un poco de ajo y cebolla e incorporarlas a los corazones. Para darles más sabor, haz un caldo con las gafas y viértelo por encima.

Alcachofas con jamón.
Alcachofas con jamón.

La capacidad del ser humano para inventar recetas con esta hortaliza no conoce límites. En la ciudad californiana de Castroville se celebra cada año el Festival de la Alcachofa. Sus organizadores lo definen como una “épifanía sensorial” a la mayor gloria de esta hortaliza. Los visitantes pueden probarlas bañadas en mantequilla derretida, al vapor, a la plancha, fritas, en burritos y hasta en cupcakes. Es punto de encuentro de los mejores chefs de la Bahía de Monterrey (el escenario de la serie Big Little Lies) y desde 1948 cada año se nombra a una Reina o Rey de la alcachofa. La primera fue Marilyn Monroe. Desde entonces, lo mismo te puedes tomar una sopa de alcachofa que participar en un concurso de imitadoras de la protagonista de Los caballeros las prefieren rubias.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto

Top 50