Baeza abre el centenario de la llegada de Antonio Machado a la ciudad jienense

El acto central es una exposición sobre el poeta que recorre a través de 180 piezas su trayectoria vital y literaria

Busto del poeta Antonio Machado en el paraninfo de la Antigua Universidad de Baeza (Jaén).
Busto del poeta Antonio Machado en el paraninfo de la Antigua Universidad de Baeza (Jaén).JOSÉ MANUEL PEDROSA (EFE)

En el paraninfo de la Antigua Universidad de Baeza (Jaén), a escasos metros del aula en la que Antonio Machado impartió clases de gramática francesa, volvieron a recitarse este miércoles algunos de los poemas que universalizaron la figura del poeta sevillano. Versos de Campos de Castilla o Nuevas canciones que se inspiraron en la Baeza de principios de siglo XX y que formaron parte de uno de los periodos más fecundos de la actividad literaria de Machado (Sevilla, 1875- Collioure, 1939).

El miércoles, al cumplirse 73 años de la muerte del poeta, arrancaron con toda solemnidad los actos del centenario de la llegada de Machado a Baeza, donde estuvo siete años de profesor en el Instituto Santísima Trinidad. El acto central fue la inauguración de la exposición Antonio Machado y Baeza 1912-2012. Cien años de un encuentro, que se podrá visitar hasta el 1 de noviembre en el Ayuntamiento baezano, un edificio que fue Casa de Justicia en el siglo XVI y que está declarado Monumento Nacional.

La muestra, inaugurada por el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, recorre a través de 180 piezas la trayectoria vital y literaria del poeta así como la especial relación que mantuvo siempre con su tierra, Andalucía.

La exposición Antonio Machado y Baeza 1912-2012. Cien años de un encuentro, se podrá visitar hasta noviembre

Se exponen manuscritos, primeras ediciones, fotografías, retratos del poeta, acuarelas o alguno de los seis periódicos de la época. El comisario de la muestra, José Luis Chicharro Chamorro, ha recuperado también algunas de las cartas que Machado se cruzó con su hermano Manuel, con Miguel de Unamuno o con Ortega y Gasset. Y hay un recuerdo especial a la influencia que tuvo en el poeta la tertulia a la que asistía todas las tardes en la rebotica del farmacéutico Adolfo Almazán.

El Gobierno andaluz ha dado el máximo rango al año machadiano de Baeza. Ayer, además del presidente de la Junta, participaron en los actos otros tres consejeros, los de Presidencia, Educación e Igualdad. La inauguración oficial del centenario tuvo lugar con la conferencia Antonio Machado en Baeza. Del extrañamiento al entrañamiento, a cargo de Pedro Cerezo Galán, catedrático emérito de Filosofía de la Universidad de Granada. Hasta el próximo mes de noviembre, se han preparado numerosos actos, que culminarán con un congreso internacional en torno a la figura del poeta sevillano.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS