El Museo de la Ciudad desmonta una exposición para un desfile de moda

Se trata de una muestra compuesta por siete lienzos de gran tamaño, dos instalaciones metálicas y numerosas esculturas de pequeño formato

El Museo de la Ciudad de Valencia suspendió ayer una exposición para organizar un desfile de moda. La institución ubicada en la plaza del Arzobispo de la capital programa desde el pasado 18 de abril, cuando la inauguró la concejal delegada de Cultura, María Irene Beneyto, la exposición D’aigua, terra i foc, del artista mallorquín Guillem Nadal. Una muestra compuesta por siete lienzos de gran tamaño, dos instalaciones metálicas y numerosas esculturas de pequeño formato. Pero apenas dos días después, los operarios comenzaron a desmontar parte de la instalación para celebrar un happening festivo: un desfile de moda benéfico de las diseñadoras Marta de Diego y Pepa Martí.

Ayer, la visita a la exposición quedó suspendida por la mañana, y varios trabajadores empezaron a instalar barras en el patio del Palacio de los Condes de Berbedel, para acoger la fiesta prevista a partir de las ocho de la tarde. En el Museo de la Ciudad no quisieron dar explicaciones sobre el evento y conminaron a llamar a la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Valencia. Es más, no se permitió el paso a medios gráficos para constatar el desmontaje de la exposición.

Desde la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Valencia se explicó que el desfile estaba previsto desde mucho antes de que se inaugurara la exposición. “Se trata de un desfile solidario a beneficio de la Fundación Dasyc”, explicaron las mismas fuentes municipales. Según la agenda municipal estaba previsto que asistiera al evento la propia concejal delegada Beneyto. “No se ha desmontado la exposición, solo se han retirado dos esculturas y mañana los operarios volverán a colocarlas en el mismo sitio”, se aseguró desde la concejalía, que insistió varias veces en el carácter benéfico del desfile de moda.

La Fundación Dasyc trabaja, según su página web, en desarrollar proyectos de voluntariado social, de cooperación con países del tercer mundo, de promoción socioeducativa de los jóvenes y en la sensibilización a la sociedad sobre estos problemas. En Valencia trabaja desde 1994 en colaboración con los servicios sociales de diversos distritos. Y menciona en concreto instituciones públicas y privadas como el IES Isabel de Villena, la residencia Pepe Alba, la residencia Fortuny, el Colegio Santiago Apostol (en El Cabañal), el Hospital Arnau de Vilanova, el Hospital General, el Centro municipal de Mayores de Marchalenes o la Casa de Acogida Doroty Day. La fundación también tiene proyectos de cooperación en países de América Latina, como Guatemala, El Salvador, Perú y Ecuador, en África, como República Sudafricana y Etiopía, y en Asia, concretamente en India.

Por su parte Marta de Diego, según algunas páginas de Internet fue aprendiz del modisto Pedro Rodríguez, tiene una tienda de moda (The Livin) abierta recientemente en una céntrica zona comercial de Valencia, además de su propio estudio de moda confeccionada a medida. Su socia es Pepa Martí.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS