Córdoba se quedará sin la colección de Citoler si no hay un acuerdo

El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, asegura que el Ayuntamiento “tratará de hacer todo lo posible para que Circa XX se quede en las mejores condiciones” en la ciudad

Pilar Citoler.
Pilar Citoler.

Tras más de un lustro de negociaciones para que se quede finalmente en Córdoba, la colección privada Circa XX está a punto de buscar nuevas latitudes. El 15 de junio expira el protocolo firmado entre Pilar Citoler, la propietaria del millar de obras de arte contemporáneo que componen la colección, y la Universidad de Córdoba, principal valedora de instalar Circa XX en la ciudad, para alcanzar un acuerdo. A partir de esa fecha, si no hay un compromiso firme, Citoler podría aceptar alguna oferta de otras ciudades, ya que ha afirmado que está cansada de esta situación de permanente espera.

La idea de ubicar la colección Citoler en Córdoba nació con la estela de la candidatura a la capitalidad cultural europea de 2016, pero el principal problema era encontrar un espacio para Circa XX, con obras de algunos de los principales artistas del siglo pasado, como Picasso o Francis Bacon.

En un principio se pensó en instalarlas en el futuro Museo de Bellas Artes. Pero no existe proyecto ni fecha de construcción. La coleccionista y la universidad pusieron entonces el ojo en el Espacio Andaluz de Creación Contemporánea, que la Junta ultima en Córdoba. La propuesta encontró la áspera negativa del entonces consejero de Cultura, Paulino Plata, quien llegó a preguntarse por el valor real de la colección. Se ha hablado de otras posibles ubicaciones, pero nunca a satisfacción de todas las partes. El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, dijo ayer que el Ayuntamiento “tratará de hacer todo lo posible para que Circa XX se quede en las mejores condiciones”, aunque advirtió que el Consistorio “por si solo no puede asumir el coste ni garantizarle que su colección vaya al lugar que ella quería”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS