Condenado a 19 años el neerlandés que acuchilló a su mujer en Malgrat

La sentencia le condena a indemnizar a los tres hijos de la víctima, a los padres y a los hermanos

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 19 años de cárcel al neerlandés Ratko H. por matar de 12 cuchilladas a su mujer, Vahida S., también de los Países Bajos, cuando en 2009 pasaban unos días de vacaciones cerca de Malgrat de Mar (Barcelona), después de que el jurado popular considerase que era culpable.

Pasadas las 13 horas del 31 de mayo de 2009, volvían de la playa en una furgoneta en el que también viajaban los tres hijos de la víctima de un matrimonio anterior -de dos, cuatro y cinco años- y los padres de ella que, junto a uno de los menores, entraron en un cibercafé, según recoge la sentencia. En un momento de la espera, el acusado y la víctima salieron del coche y "le asestó varias cuchilladas" que la dejaron herida, tratando de huir aunque tras recorrer 25 metros Ratko H. la acorraló contra un muro, clavándole nuevamente el cuchillo y acabando con su vida.

La juez no ve acreditado que Ratko H. tuviese mermadas sus facultades por consumo de droga o alcohol "al no constar que ingiriese esas sustancias" después de los informes médicos y las declaraciones de los testigos durante el juicio con jurado popular que se celebró en mayo en la Audiencia de Barcelona, y no ha dado credibilidad al acusado cuando aseguró que el día de los hechos se había tragado un litro de vino. Según alegó entonces el acusado buscando un atenuante para rebajar su posible pena, aunque era alérgico al vino, se lo bebió junto a su mujer porque sufría el síndrome de abstinencia al ser drogadicto desde los 14 años y consumía cocaína, heroína y hachís, que en ese momento no tenía.

Pero la juez no se ha creído la versión de Ratko H., quien durante el juicio había asegurado que no se acordaba de haber matado a su mujer -con quien estaba casado desde hacía apenas ocho meses por el rito gitano- por haberse bebido ese litro de vino.

Además de los 19 años de prisión por un delito de asesinato con el agravante de parentesco, Ratko H. deberá indemnizar a los tres hijos de la víctima con 100.000 euros a cada uno, 25.000 para cada uno de los padres, y 1.000 euros a cada uno de sus tres hermanos.

En sus conclusiones provisionales, el fiscal ya había calificado los hechos de un delito de asesinato con el agravante de parentesco y solicitaba 20 años de prisión para el acusado, además de 350.000 euros de indemnización para los familiares de la víctima.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS