19 detenidos por estafar a 300 clientes de un banco en Linares-Baeza

La organización habilitó una banca paralela para blanquear dinero

La Policía Nacional ha detenido a 19 personas acusadas de estafar a unos 300 clientes de una sucursal bancaria de Linares-Baeza (Jaén). La primera fase de la llamada operación Arcarius ha puesto al descubierto una compleja trama de delincuencia económica y financiera a cargo de una organización que tenía una banca paralela con la que blanqueaba dinero y utilizaba los fondos de los clientes estafados para rentabilizar inversiones. Junto al director de la oficina bancaria de Cajasur, en prisión desde que se inició la investigación a finales del pasado mes de septiembre, la Policía ha detenido a otras 18 personas, entre ellas directores generales y ejecutivos de grandes empresas nacionales, que se habían aprovechado de los más de seis millones de euros que M.L.G. había desviado de los cerca de 300 clientes de la sucursal de la que fue director durante 10 años.

Según la información facilitada por la Comisaría de Jaén, el director de la oficina bancaria, acusado de apropiación indebida, falsedad documental y estafa, utilizaba para elegir a sus víctimas la confianza ciega que éstas tenían depositada en él, al tratarse de la única oficina bancaria de la entidad de Linares-Baeza. Pero la investigación reveló más tarde la existencia de una banca paralela con la que el director y el resto de imputados realizaban inversiones con el dinero de los clientes en empresas, viviendas y otros proyectos de inversión para quedarse con los beneficios, al tiempo que facilitaban préstamos personales con la intención de apropiarse de los intereses generados por los mismos.

El modo de actuar de esta red, según informó la Policía, era el ocultar y blanquear el dinero desviado mediante la constitución de empresas, adquiriendo y vendiendo propiedades, realizando inversiones inmobiliarias, manipulando activos financieros, falsificando y engordando facturas para su posterior traspaso a mercantiles, con el objetivo de obtener un beneficio mayor que el que realmente correspondería. Todo ello con el propósito de dificultar o impedir el rastro y la localización del dinero que se había obtenido de forma ilícita.

A los 19 detenidos se les imputa la presunta comisión de los delitos de apropiación indebida agravada, estafas agravadas, falsedad documental, insolvencias punibles; blanqueo de capitales, fraude fiscal y societario, receptación, encubrimientos, denuncias falsas, amenazas y coacciones. Pero la Policía mantiene abierta la segunda fase de la operación y no descarta nuevas detenciones. En las investigaciones, llevadas a cabo en Linares, La Carolina, Guarromán y Cuenca, han intervenido agentes de la Brigada de Policía Judicial de Linares y el grupo de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal. Los agentes se hicieron con abundante documentación escrita e informática que fue decomisada a lo largo de la operación policial.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS