Otras vías para artistas en apuros

Una cadena de restaurantes se convierte en espacios expositivos para pintores y fotógrafos

Álvaro Borovio delante de su obra que se expone en el restaurante Lateral, de Velázquez.
Álvaro Borovio delante de su obra que se expone en el restaurante Lateral, de Velázquez.CLAUDIO ÁLVAREZ

“Este proyecto sin la crisis no hubiera sido posible”. Lo dicen las tres artífices que con grandes dosis de voluntariedad han hecho realidad los sueños de muchos artistas jóvenes. La mayoría, en apuros. Exponer su obra en una cadena de restaurantes concurridos, con la posibilidad de que el cliente pueda adquirir su obra sin que al artista le suponga ningún coste. ¿A qué suena un pelín extravagante?

Blanca Uría trabaja en el Museo Thyssen y la acompañan Almudena Cruz y María Mallol que trabaja en el Reina Sofía. Uría cuenta en uno de los restaurantes que la cadena Lateral tiene en Madrid (Velázquez, 57) cómo han llegado hasta ahí. “Trabajábamos en una investigación sobre coleccionistas y conocimos a Javier Antequera, uno de los socios de Lateral y coleccionista. Él tenía obra repartida por los seis restaurantes, pero la gente no se daba cuenta de que veía obras de arte al no tener un criterio expositivo”. Se pudieron manos a la obra. Tenían al mecenas, Antequera, que pone el espacio y con los gastos y ellas la mano de obra casi “por amor al arte” y llamaron a los artistas.

Hace una tarde de otoño luminosa y la terraza de este Lateral está llena. En el interior, el comedor aún vacío lo llena las seis obras de gran tamaño de Álvaro Borovio (Guadalajara, 1984). El artista estudió Arquitectura y luego empezó a pintar. “Me siento muy cómodo trabajando con gente de mi edad. Ahora son tiempos en los que todo se mezcla, la música y la danza, la gastronomía y el arte y eso está muy bien”.

Cristina Sánchez Escandell (Madrid, 1980) casi llora cuando vió sus fotografías colgadas en el Lateral de la Plaza Santa Ana. “Me emocioné, y el lugar es tan bonito", cuenta esta artista que no lo ha tenido fácil. “Es mi primera experiencia de exponer sola, siempre había participado en colectivas, y después de meses de trabajo ver tus imágenes ahí es un orgullo”.

Miguel Trillo no necesita presentación. Y no está en apuros. De todos los artistas que participan en el proyecto es el veterano. “Soy un superviviente”, se define. El conocido como el fotógrafo de la Movida (“o por hacer street style antes de que existiera este término”) ha participado con generosidad, algo que parece inundar a todo este proyecto. Sus tres impulsoras le eligieron para poner en diálogo su obra con uno de sus jóvenes admiradores, José Luis de la Parra (Valladolid, 1975). Participa con cuatro imágenes que se exponen en el Lateral del Centro Comercial de Arturo Soria. “Me parece muy interesante exponer en un bar porque en los años setenta hacerlo en un pub era el no va más. Y está bien hacer algo con intención y este proyecto forma parte de una escalera de caracol en la que lo importante es lo que estás haciendo, cómo puede interesar y cómo se puede convertir en una obra de arte”.

Cómo no, la crisis planea. Por eso es encomiable que aquí el único que gana es el artista, salvo el sueldo "simbólico" de las tres promotoras. Algunos cuentan que una galería suele llevarse en torno al 50% de comisión sobre las ventas. Aquí, el 100% va al autor, al que los mecenas de Lateral le han pagado todo: desplazamientos, seguros, pinceles, pintura... y, en el caso de la fotografía, las impresiones, que suelen ser muy caras. “Hay que intentar hacer cosas nuevas ahora que las galerías están sumidas en una crisis muy grande y generar proyectos híbridos que no están dirigidos a espacios especializados”, reflexiona Juan Millás (Madrid, 1975), que participa en el mismo centro comercial con dos imágenes firmadas por él y Eduardo Nave. Ambas forman parte de un retrato por los lugares y gentes de la península, que se publicó en El País Semanal. Millás pertenece al colectivo NoPhoto. “El panorama está muy difícil y mi experiencia me indica que hay que diversificar y aunque yo me sienta más identificado con el reportaje interesa que se pueda hacer de todo y en cualquier espacio”.

Así que hasta enero, 16 artistas mostrarán su obra en cuatro Laterales (Plaza Santa Ana, 12; Arturo Soria, 126; Velázquez 57 y Fuencarral, 43), que puede adquirirse mientras se disfruta de un solomillo con brie fundido. Por ejemplo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS