La natalidad catalana desciende por tercer año consecutivo por la crisis

En Cataluña nacieron 80.861 bebés en 2011, el 3,8% menos que en 2010

El número de nacimientos en Cataluña descendió en 2011 por tercer año consecutivo por el impacto de la crisis con 80.861 bebés, el 3,8% menos que en 2010, según el Instituto de Estadística de Cataluña (Idescat). La bajada se da en madres españolas (con una caída del 2,3%) y, especialmente, en las de origen extranjero, con un descenso del 7,3%. La tasa bruta de natalidad se sitúa en 10,9 nacimientos por cada 1.000 habitantes.

El descenso más pronunciado en madres extranjeras “tiene mucho que ver con el fenómeno de la crisis porque a los inmigrantes que han dejado de venir se suman los que están volviendo a su país cuando aún están en edad de tener hijos”, indica Raúl Ramos, profesor de Economía Aplicada y Demografía en Universidad de Barcelona.

Cataluña encadena desde 2008 (89.024 alumbramientos) el primer descenso de natalidad desde el “shock migratorio de finales de la década de los noventa”, añade Ramos. Antes, la cifra más alta se alcanzó en 1979 con 91.713 nacimientos. “Hay que tener cautela con la bajada en madres extranjeras. A veces ocurre que la estadística sigue contabilizando hasta con dos años de retraso a mujeres que ya no viven en España”, indica Albert Esteve, demógrafo del Centro de Estudios Demográficos (CED).

Parte del descenso se explica porque las mujeres en edad fértil (de 15 a 49, años según Idescat) son menos y tienen menos hijos. El año pasado, el número medio de hijos por cada mujer fue de 1,43, por debajo de la media de 1,46 del año 2010, aunque aún por encima del conjunto de España, donde el registro medio es de 1,35 hijos por mujer.

Las mujeres extranjeras siguen teniendo una fecundidad más alta, con una media de 1,72 hijos por mujer, mientras que las españolas tienen un registro de 1,30 hijos. No obstante, Esteve indica que “la bajada de natalidad también puede explicarse porque los extranjeros tienden a adquirir las costumbres de los nativos en cuanto a fecundidad”.

“Durante la época de bonanza económica, mucha gente aprovechó para situarse bien en el mercado laboral y aplazó la decisión de tener un hijo”, añade Esteve, quien apunta que de no haberse producido la crisis “probablemente no se habría notado este descenso”. El 20% de las mujeres nacidas en 1975 no dará a luz a ningún hijo, según un estudio elaborado en 2010 por Daniel Devolder, del CED.

La disminución de los nacimientos en Cataluña no ha sido generalizada en todas las franjas de edad. Los de madres de 35 años o más han experimentado un crecimiento del 3,9%, mientras que en el resto de grupos de edad se ha registrado un descenso que llega al 10,7% en el caso de las madres de 20 a 24 años.

La media de edad con la que las catalanas tienen un hijo es de 31,3 años, similar a la española, que es de 31,4 años. La proporción de nacimientos en madres solteras mantiene su tendencia al alza registrada en los últimos años y ya representa el 37% de todos los nacimientos, incluyendo las parejas de hecho.

Marc y Martina fueron, con 1.229 y 972 inscripciones en el Registro Civil respectivamente, los nombres más populares entre los recién nacidos de 2011. Marc ocupa el primer lugar desde 1997. En las niñas, la lista “cambia con mucha más frecuencia”, indican desde el Idescat.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS