La comisión parlamentaria sobre los ERE cierra con un fracaso

Los tres partidos han sido incapaces de alcanzar un acuerdo para el dictamen final Las responsabilidades políticas recaen sobre Guerrero y el ex interventor general El PP vota en contra de censurar a los exconsejeros Viera y Fernández

El presidente de la comisión a su llegada al Parlamento.
El presidente de la comisión a su llegada al Parlamento.JULIO MUÑOZ (EFE)

Después de cinco meses de trabajo, la comisión de investigación del Parlamento andaluz sobre el fraude de los ERE concluyó anoche sus trabajos con un sorprendente dictamen final. Hacía 17 años que Andalucía no contaba con una comisión de investigación parlamentaria. Y sin embargo, ayer los tres grupos parlamentarios, PSOE, PP e IU, solo alcanzaron el acuerdo de mínimos de señalar como responsable político del fraude al ex director general de Trabajo Javier Guerrero, que autorizó la inmensa mayoría de las ayudas irregulares, y al ex interventor general de la Junta Manuel Gómez. La negativa total del PP a apoyar el dictamen propuesto por la presidencia, en manos de IU, que, entre otras cuestiones, planteaba censurar a los exconsejeros de Empleo Antonio Fernández y José Antonio Viera, permitió que el PSOE impusiera, de forma inesperada, su criterio en la comisión.

 “No emplearé la palabra fracaso por todo el trabajo realizado”, puntualizó el presidente de la comisión, Ignacio García (IU). Pero su discurso denotaba un completo fiasco después de que el PP votara en contra de los 196 artículos que contenía la propuesta síntesis de García, y el PSOE se abstuviera en gran parte de ellos. IU votó que sí a la integridad del texto, pero este quedó descafeinado por la actitud de PSOE y PP.

Cada grupo parlamentario se había enrocado en sus posiciones (el PSOE quería limitar la responsabilidad en la dirección general de Trabajo, el PP elevarla hasta el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, y el expresidente Manuel Chaves, e Izquierda Unida situarla en los exconsejeros de Empleo José Antonio Viera y Antonio Fernández). Finalmente la negativa general del PP al dictamen frustró la condena a la gestión de los exconsejeros, a pesar de que los populares habían atacado su papel como responsables del fondo para empresas en crisis. En el caso judicial, la juez Mercedes Alaya encarceló a Fernández, aunque luego fue puesto en libertad.

Más información

Los pasos que los partidos habían dado en las últimas semanas daban a entender que el acuerdo iba a ser difícil, pero parecía poco factible que la comisión se cerrara sin unas conclusiones mínimamente consensuadas entre el PP e IU. Y el resultado, con la eliminación de 68 de las 196 conclusiones propuestas, sorprendió a todos. “Nos sentimos defraudados, engañados y asqueados. El bipartidismo en acción ha atendido sus propios intereses. Se han mofado de los andaluces y del Parlamento. Al PP se le va la fuerza por la boca (...) Es un circo muy triste”, lamentó el portavoz de IU, José Antonio Castro. García no disimuló su enfado: “Esto es lo que hay tras 17 años sin comisiones. Es difícil juzgar quién tiene más culpa, porque lo del PSOE era más previsible. El PP tendrá que explicar por qué exime de culpa a miembros del Gobierno y uno de ellos actual diputado ¿Ha habido pacto entre los dos partidos?”. Ni Castro ni García se atrevieron a opinar sobre si esta grave discrepancia entre PSOE e IU afectará al pacto de Gobierno en la Junta.

Mientras, el portavoz del PP, Carlos Rojas, intentó desacreditar el papel de la comisión, a la que tildó de “paripé”, dado que los diputados no han investigado “a fondo” el fraude de los ERE dadas las comparecencias, que se limitaron a 25 después de que ellos pidieran 135 declaraciones. Rojas tildó de “auténtico paripé y un bodrio” el dictamen propuesto por IU. Para los populares, el texto apoyaba “la teoría de los cuatro golfos” del PSOE. Si el PP hubiera apoyado parcialmente el dictamen de IU, habrían sido censurados políticamente Viera y Fernández, además del exviceconsejero Agustín Barberá y Guerrero.

El PSOE atacó al PP por haber jugado al “todo o nada”, pese a que esta “auténtica golfada” le benefició en el resultado final. “Es bochornosa e intolerable la actitud de los populares, que han tomado el pelo a los andaluces”, censuró la portavoz socialista Antonia Moro. De este modo, el dictamen que aprobará el Pleno del Parlamento la próxima semana solo censurará a Guerrero y al ex interventor Manuel Gómez.

Sobre la firma

Es redactor especializado en temas sociales (medio ambiente, educación y sanidad). Comenzó en EL PAÍS en 2006 como corresponsal en Marbella y Granada, y más tarde en Sevilla cubrió información de tribunales. Antes trabajó en Cadena Ser y en la promoción cinematográfica. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y máster de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción