Paisajes sonoros en Úbeda y Baeza

El Festival de Música Antigua invade los monumentos de las ciudades patrimoniales

Cartel del festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza.
Cartel del festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza.

La música de la Edad Media de la formación femenina Alia Música sonará la noche de este viernes en la iglesia de la Santa Cruz de Baeza (Jaén). La música barroca de la formación camelística Trombetta Antiqua llegará el sábado al templo baezano de la Trinidad y, el mismo día, la vihuela de Quito, a cargo de la concertista Mabel Ruiz, se escuchará en la galería alta del antiguo Hospital de Santiago de Úbeda. Son los conciertos más inmediatos del Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza, que este año cumple 16 años llevando la historia de la música a los principales monumentos de estas dos ciudades Patrimonio de la Humanidad.

El festival, que en esta edición ha programa una treintena de conciertos y actividades, alcanza este puente festivo su eclosión con las principales citas para los amantes de la música antigua. Y, sin duda, uno de los platos fuertes se ha programado para mañana sábado cuando llegará hasta el auditorio del Hospital de Santiago de Úbeda Hèsperion XXI, la formación liderada por Jordi Savall. El músico catalán lleva más de 40 años divulgando e investigando piezas musicales abandonadas en la indiferencia y que él que ha rescatado con su viola, gamba o como director. De hecho, Savall es director de tres ensambles musicales, Hespèriom XXI, la Capella Reial de Catalunya y Le Concert des Nations.

El festival concluirá el domingo con una doble cita en Baeza. Al medio día, en el auditorio de San Francisco actuará la formación de solistas de la Orquesta Barroca de Sevilla y, pro la tarde, en la iglesia de Santa María del Alcázar y San Andrés sonará el órgano de Jesús Sanpedro con un repertorio basado en el Renacimiento.

El Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza lleva este año por título Paisajes sonoros urbanos. Su director, Javier Marín, lo justifica así: Aunque tradicionalmente la historia musical se considera como una sucesión de obras maestras realizadas por compositores ligados a catedrales y mecenas, es hora de que también se ofrezca otra visión en la que nos aproximemos a la música desde la perspectiva de las ciudades”. Por ello, este año se han seleccionado una serie de lugares que en distintos momentos de la historia fueron relevantes en relación con la música, como París, Venecia, Leipzig, Bolonia, Valencia, Granada, Sevilla o Quito, entre otros.

El director del festival ha destacado la colaboración del Centro Nacional de Difusión Musical, con el que se han coproducido tres conciertos. Y también la implicación de la Sociedad de la Vihuela, que ha celebrado su séptimo encuentro en el marco del festival, además de cinco conciertos y tres exposiciones. En tiempos de crisis, Marín cree que si el festival es posible es por la colaboración institucional, “un ejemplo casi único porque están presentes la administración estatal, la autonómica, la local y la universitaria”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS