la sesión de investidura

Del escaño a la protesta

Cinco parlamentarios de EH BIldu se suman a los trabajadores de empresas en crisis que se han concentrado a las puertas de la Cámara durante el debate Una mujer ha resultado herida por el impacto de un petardo en la cara

Agentes de la Ertzaintza vigilan la sede de la Cámara frente a los trabajadores concentrados.
Agentes de la Ertzaintza vigilan la sede de la Cámara frente a los trabajadores concentrados.l. rico

Cerca de un millar de trabajadores de seis empresas con Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) se han concentrado esta mañana frente al Parlamento vasco mientras se desarrollaba el pleno de investidura. Varios de los concentrados han lanzado botes de humo y petardos, algunos de los cuales han caído en el exterior de la sede de la Cámara. Una mujer ha resultado herida con una quemadura en la cara por el impacto de uno de los petardos. Ha sido trasladada en una ambulancia al Hospital de Santiago de Vitoria.

Cuando la sesión de la mañana estaba a punto de concluir, pasado el mediodía, cinco parlamentarios de EH Bildu (Maribi Ugarteburu, Oskar Matute, Belén Arrondo, Dani Maeztu y Hasier Arraiz) han abandonado el salón de plenos y han salido a hablar con los concentrados, uniéndose luego a la concentración. Más tarde, su candidata a lehendakari, Laura Mintegi, ha saludado a quienes aún seguían manifestándose, dado que la protesta se ha ido disolviendo tras el final de la sesión. Los parlamentarios que han abandonado la Cámara lo han hecho sin ningún problema.

Los concentrados pertenecen a las plantillas de CAF, Cementos Lemona, Corrugados Azpeitia, Alestis, Celsa Atlantic (la antigua Laminaciones Arregui) y el servicio de atención ciudadana del Ayuntamiento de Vitoria. El tráfico junto al Parlamento ha quedado interrumpido y ha sido imposible que el tranvía efectuara su recorrido habitual. Los antidisturbios de la Ertzaintza se han desplegado ante la fachada después de que varios manifestantes se encaramaran a la verja que rodea la sede.

Aunque ha habido algunos momentos de tensión entre agentes y manifestantes no ha habido más incidentes reseñables. Los concentrados han coreado gritos en contra de los despidos y otros como "borroka da bide bakarra" ("la lucha es el camino") y han utilizado bocinas que se oían claramente dentro de la sede del Parlamento durante el desarrollo de la sesión.

Un pequeño grupo de empleados de Celsa ha accedido al interior del Parlamento (varios de ellos habían sido invitados por el grupo de EH Bildu) y han mostrado un cartel en contra de los despidos en la empresa al inicio del discurso de Urkullu. La presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejeria, les ha pedido que recogieran el cartel, lo que han hecho sin que se produjeran más incidentes.

Celsa va a presentar un ERE de suspensión de dos años que afectará a unos 180 trabajadores de sus plantas alavesas de Vitoria y Urbina. La empresa ha despedido en esta provincia a otros 178 en los últimos meses, recuerda Efe. El pasado mayo, Celsa ya presentó un ERE de extinción para los 352 empleados de ambas factorías, que fue declarado nulo por el Tribunal Superior vasco, aunque ha sido recurrido ante el Tribunal Supremo por la empresa.

La plantilla de Cementos Lemona comenzó el pasado día 5 una huelga indefinida por el despido de una treintena de empleados. También los trabajadores de Corrugados Azpeitia se encuentran en huelga indefinida por el ERE que prevé 60 despidos.

El pasado 29 de noviembre, el grupo aeronáutico Alestis presentó un expediente de extinción que afecta a 312 trabajadores, de los que 40 pertenecen a las plantas de Álava. Los trabajadores de CAF protestan por el ERE de suspensión que incluiría a 869 empleados de la planta de Beasain, cada uno de los cuales se vería afectado entre 51 y 61 jornadas, con un máximo de 350 personas al día.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS