Serra ve incoherente que se hable de independencia y no se apoye al MNAC

El director del primer museo nacional pide doblar presupuesto y no hacer más centros El museo digitaliza 2.411 dibujos y grabados del pintor Marià Fortuny

El Palau Nacional que acoge el MNAC de Barcelona.
El Palau Nacional que acoge el MNAC de Barcelona.

Tras un 2012 marcado por los recortes presupuestarios y por la continuidad con respecto a la etapa anterior, el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) encara el nuevo año con la coyuntura económica adversa como una espada de Damocles, pero con el propósito de consolidar la línea emprendida por el equipo que dirige el vitalista Pepe Serra.

No será fácil. “En febrero o marzo presentaremos la estrategia, que no un plan estratégico, a cuatro o cinco años vista para el MNAC. Una propuesta de contenidos más que económica para las próximas temporadas en las que, sin ser ingenuos, dejaremos claras nuestras intenciones”, explicó ayer Serra tras un acto con los responsables de Fundación Telefónica que han financiado la digitalización de los grabados que el museo posee de Fortuny.

Según Serra, esta estrategia es necesaria para poder establecer alianzas y plantear proyectos de futuro con otros centros museísticos, “que se planifican a dos y tres años vista”, pero también, “una apuesta decidida para las Administraciones que forman parte del consorcio que dirige el museo. Así quizá legitimaremos los recursos que pedimos”. Serra, directo como acostumbra a ser, criticó a casi todas las Administraciones: “A mí me exigen un esfuerzo [Mascarell le pidió llegar al millón de visitantes], pero las Administraciones incumplen sus compromisos económicos al día siguiente de firmarlos”, expuso el director. “El presupuesto de agosto disminuyó en octubre y ahora lo hará en febrero. Y así no se puede planificar nada”, siguió Serra. “Es el momento de abrir un debate sobre el modelo de museo que quieren y sobre las prioridades culturales de la nación. No podemos jugar a todo. Una nación ha de luchar por querer un museo nacional fuerte y eso cuesta más de 13 millones de euros”, dijo con relación al presupuesto con el que ha contado su centro en 2012, tras perder siete millones por los diferentes recortes de la Generalitat, Estado central y Ayuntamiento. “La fiesta vale el doble y así no se puede crecer”, remacha.

Croquis inconcreto de Fortuny que se puede ver en la exposición inaugurada en el MNAC.
Croquis inconcreto de Fortuny que se puede ver en la exposición inaugurada en el MNAC.

Pese a todo, Serra insiste en que su mensaje quiere que sea positivo: “Este museo tiene potencialidad para salir adelante”. De hecho, el MNAC ha crecido en el número de recursos que ha generado y espera seguir creciendo. “Actualmente, el 29% de los ingresos son propios. Es el mismo tanto por ciento que genera el Reina Sofía, pero este museo nacional cuenta con cinco veces más dinero de la Administración en su presupuesto”.

Serra también criticó al Ayuntamiento de Barcelona. “No hay nadie tan interesado como yo en que se cree un museo para mostrar la colección Folch, pero ahora no creo que sea el momento de crear un museo nuevo”, en referencia al proyecto de Museo de las Culturas del Mundo que impulsa el Consistorio para exponer la colección de arte étnico formada por Albert Folch y el escultor Eudald Serra, tío abuelo del director del MNAC, que cuenta con un presupuesto inicial de cinco millones de euros (dos para reformar el Palau Nadal) y tiene previsto abrir sus puertas a finales de este mismo año.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En febrero Serra asegura que acabará despejando el uso final que dará el MNAC a los pabellones Victoria Eugenia y Alfonso XIII propiedad del Ayuntamiento de Barcelona, pero que utiliza Fira de Barcelona. “No se trata de si son uno, dos o tres pabellones, sino de la viabilidad del uso de los mismos, porque además de los posibles contenidos todo tiene un coste económico con el que hay que contar”. Serra es claro: “el tema del Thyssen no es nuestro, son otros los protagonistas”, en referencia a las negociaciones para exponer la colección privada de pintura de la baronesa Carmen Thyssen en el pabellón Victoria Eugenia depende de las negociaciones entre ella, La Caixa y el Ayuntamiento. En el de enfrente, el MNAC posiblemente ubicará una gran exposición sobre el modernismo, aunque no descarta darle otros usos.

Los dos tendrán que esperar, al menos al mes de mayo, ya que los pabellones acogerán, entre el 11 y el 19 de ese mes, una parte del Salón del Automóvil. Después los coches cederán su espacio al arte.

Todo Fortuny en la red

"De todas las cosas importantes que ha hecho Fundación Telefónica esta es la mejor". Así agradeció ayer Miquel Roca, presidente del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) a Javier Nadal, vicepresidente de Fundación Telefónica, la colaboración entre el museo y la entidad iniciada en 2006 y que concluye ahora —tras invertir 360.000 euros— con los 2.411 dibujos y grabados del pintor Marià Fortuny digitalizados, además de las 4.351 obras de la colección Casellas, de dibujantes catalanes, y el catálogo de la biblioteca del museo —que pasa por ser una de las mejores especializada en arte con más de 94.000 títulos— automatizado y en la web.

El acto también sirvió para inaugurar una sala temporal llamada El museo al alcance. Patrimonio on-line con unas 40 obras de Fortuny, seleccionadas por Francesc Quílez, jefe del gabinete de Dibujos y Grabados del MNAC. “El estudio y la digitalización han servido para conocer mejor a Fortuny y que pueda ser consultado por todos y así ayudar a catalogar su obra”, aseguró Quílez. Es lo que ha pasado con uno de los dibujos que se ubicaba, hasta ahora en Sevilla y que ha habido que reubicar en Granada, tras comprobarse que la casa que aparece dibujada estaba en esta segunda ciudad andaluza. Según Quílez el valor de estos dibujos, muchos de ellos preparatorios y pruebas de estado de las grandes obras del pintor, es que son “el laboratorio de ideas del artista, en el que se aprecia un trazo más libre”.

El acto sirvió para escenificar el agradecimiento del museo y el tipo de apoyo económico por el que apuesta el principal museo catalán. Pasó con Fundación Mapfre que financió la nueva museografía del románico y ahora con la de Telefónica que ha aportado los recursos y los medios para transportar a Fortuny al siglo XXI. “Esperemos que esta colaboración continúe”, pidió Roca.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

José Ángel Montañés

Redactor de Cultura de EL PAÍS en Cataluña, donde hace el seguimiento de los temas de Arte y Patrimonio. Es licenciado en Prehistoria e Historia Antigua y diplomado en Restauración de Bienes Culturales y autor de libros como 'El niño secreto de los Dalí', publicado en 2020.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS