Juan Francisco Algarín: “Llevé sobres a un político muy importante”

Un testaferro de los ERE detalla los supuestos sobornos en metálico

Las supuestas entregas de dinero en sobres por parte de dos testaferros de la trama de los ERE supone una de las principales vías de investigación abiertas en estos momentos. Los receptores de estos sobres, entregados en al menos ocho puntos de la capital andaluza y Jaén por parte de Juan Francisco Algarín y Eduardo Leal, testaferros del intermediario Juan Lanzas, son una incógnita. Pero cada vez parece más claro que esos receptores de sobres fueron políticos, cuyos nombres de momento no han trascendido.

Algarín, excarcelado por la juez Alaya y residente en un albergue debido a sus problemas con el alcohol, ha relatado en dos ocasiones parte de la operativa que le llevó a repartir dichos sobres tras las órdenes de Lanzas en una cafetería muy próxima al Parlamento, y otros bares y pubs cercanos a otras sedes del Gobierno andaluz como la Consejería de Empleo, centro de la investigación policial. “En la primavera del 2003 había un político de la ciudad [Sevilla] importante (...) muy importante para la ciudad. En una mesa junta a la de Juan Lanzas y él estaba acompañado de una señora en la mesa de al lado”, explicó Algarín en una entrevista con la Cadena Ser sobre uno de los receptores. En dicha conversación, el testaferro, que blanqueó grandes sumas de dinero para el intermediario, añadió sobre sus entregas: “Una vez fui a Jaén y allí conocí a un político muy importante (...) fui a llevar cuatro sobres de dinero”, especificó.

Algarín cobró más de 500.000 euros de las empresas Surcolor y Nexprom, que recibieron subvenciones en las que Lanzas actuó como intermediario. “Lanzas habría desarrollado un importante papel y con empresas vinculadas de una u otra manera a este”, aclaró en un atestado la Guardia Civil.

El testaferro cifró sus entregas de dinero en sobres en cuatro millones, dado que realizó unas 20 entregas y cada sobre incluía unos 200.000 euros, en otra entrevista publicada ayer en El Mundo. Algarín dijo que “puede” que haya dado nombres de los receptores de los sobres a los investigadores. “Conozco sus caras por la prensa y la televisión e incluso sus nombres, pero prefiero no decirlos. Creo que la UCO [Unidad Central Operativa] sabe quiénes son”, apuntó.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS