600 universitarios en riesgo de exclusión piden las becas especiales del Consell

Educación cubrirá esta demanda con la convocatoria singular de un millón de euros Centenar y medio de estudiantes de ESO obtienen premio extraordinario con 10 de media

Estudiantes de ESO recogen los premios extraordinarios al rendimiento académico.
Estudiantes de ESO recogen los premios extraordinarios al rendimiento académico.Tania Castro

Solo 600 estudiantes universitarios han acudido a la convocatoria extraordinaria de becas efectuada por la Consejería de Educación "para la realización de estudios universitarios en los casos en que concurran circunstancias económicas sobrevenidas" durante el curso que ahora  acaba. La convocatoria se financia con un importe máximo de un millón de euros.

Las circunstancias sobrevenidas que atiende esta oferta de becas de nueva factura, son la pérdida de empleo, la muerte, discapacidad, o enfermedad grave "de miembros de la unidad familiar que conlleve la disminución de ingresos". Otras situaciones consideradas para acceder a estas becas son la orfandad o la discapacidad del estudiante, o bien circunstancias análogas a las descritas.

Estas becas, que Educación creó en el marco de la crisis económica para "facilitar el acceso a la universidad a miembros de familias "a quienes han sobrevenido circunstancias económicas que las sitúan en riesgo de exclusión social",  consisten en la exención del pago de la tasa de matrícula. Se entiende que los ingresos familiares "provocan una situación económica de especial gravedad cuando no superen los umbrales de renta establecidos" en la orden general de becas de la Consejería de Educación publicada el 10 de enero de 2013 en el Diario Oficial de la Comunidad Valenciana.

La cifra de solicitantes la facilitó la consejera de Educación, María José Català, en unas declaraciones previas al acto de entrega de los premios extraordinarios de Educación Secundaria, que tuvo lugar en el Palau de les Arts. En la ceremonia participaron 149 estudiantes, en su mayoría chicas, que tenían una media de 10 en su expediente académico a lo largo de la Educación Secundaria Obligatoria. Es la primera vez que se alcanza este nivel. En las ediciones anteriores de 2011 y 2012, la media fue de 9,8 y 9,9, respectivamente.

"Se nota que hay mucha más competencia", reconocía Andrea Fabra, una estudiante del Instituto de Educación Secundaria Vega Baja, de Callosa de Segura, antes de empezar el acto, como explicación del alto nivel de notas alcanzado. Tanto ella, como Pau Pérez, estudiante de Alcoi, destacaban las horas de estudio dedicadas para obtener ese expediente, así como la constancia y el trabajo duro, compatible con el ocio en cualquier caso. El estudiante alcoyano opinaba   que antes que recortar en educación debería recortarse en otras inversiones. No hubo protestas públicas en la ceremonia, a excepción de las reflejadas en algunas camisetas contra los recortes.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS