El ‘caso ERE’ eleva la tensión entre los sindicatos y el PP

Los populares exigen una auditoría a CC OO y UGT

Fernández Toxo, Fernández Sevilla, Méndez y Carbonero, en un acto en Sevilla.
Fernández Toxo, Fernández Sevilla, Méndez y Carbonero, en un acto en Sevilla.j. rojas

Las relaciones entre los sindicatos y el PP atraviesan desde hace tiempo una pésima etapa por las decisiones del Gobierno de Mariano Rajoy sobre los recortes o la reforma laboral. En Andalucía, la situación es aún más grave porque el PP considera que CC OO y UGT fueron decisivos para que, en las elecciones autonómicas de marzo del año pasado, Javier Arenas no obtuviera la mayoría absoluta por la movilización tan amplia que hicieron contra el Ejecutivo de Rajoy. Poco a poco, los dirigentes del PP han ido acrecentando sus críticas a las dos centrales y el nuevo auto de la juez Mercedes Alaya, que investiga el caso de los ERE fraudulentos, ha supuesto otro hito.

Después de que Alaya sostuviese en su resolución que Comisiones y UGT habían obtenido una financiación irregular durante una década en Andalucía por la tramitación de los ERE (la instructora sostiene que cobraron comisiones por un trabajo inexistente y los sindicatos subrayan que lo hicieron por sus labores de asesoramiento o la realización de cálculos actuariales), el PP ha salido en tromba para exigir explicaciones.

Ha sido el portavoz parlamentario del PP, Carlos Rojas, quien ha lanzado la andanada al reclamar a los máximos dirigentes de UGT, Cándido Méndez, y Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, que ordenara la apertura de una auditoría interna para “depurar responsabilidades” y aclarar el papel de las centrales en el caso.

Las centrales recalcan que ya están sometidas controles externos

Rojas ha destacado que el auto de Alaya es un “duro revés” para Comisiones y UGT ya que se les vincula con una “trama” que desvió fondos públicos de la Junta de Andalucía. En esta escalada, el portavoz popular ha pedido a los sindicatos que digan cuándo dinero se ha malversado, “quién lo tiene” y “cuántas comisiones cobraron”. “Eran una pieza indispensable en esta trama fraudulenta, según la juez”, afirma el portavoz popular, quien ha añadido: “Sería lamentable que la paz social de Andalucía se haya comprado con dinero de todos los andaluces”.

Las declaraciones de Rojas han enervado a los sindicatos. El secretario regional de Comisiones, Francisco Carbonero, ha criticado la falta de “decencia” del PP y ha asegurado que su sindicato se somete a “varias auditorías anuales externas, además de la Intervención, la Cámara de Cuentas o la Agencia Tributaria”. “Tenemos una fiscalización absoluta”, dice Carbonero, informa Europa Press. El líder sindical ha atacado al PP por los sobresueldos que cobró su cúpula durante años. “Comisiones Obreras no es igual que el PP ni sus dirigentes son iguales que nosotros; ellos tienen sueldos astronómicos, mientras piden austeridad a los ciudadanos”, añade.

Desde UGT, su secretario de Comunicación, José Ginel, también ha replicado a las palabras de Rojas y ha recalcado que este sindicato ya está sometido a auditorías periódicas, cada seis meses, que están a disposición de quien las quiera ver. Por su parte, el secretario de Política Municipal del PSOE, Francisco Conejo, ha defendido la “honorabilidad y honestidad” de los sindicatos y ha alertado de que la investigación judicial pueda llevar a una “criminalización” de ambas organizaciones.

Sobre la firma

Raúl Limón

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense, máster en Periodismo Digital por la Universidad Autónoma de Madrid y con formación en EEUU, es redactor de la sección de Ciencia. Colabora en televisión, ha escrito dos libros (uno de ellos Premio Lorca) y fue distinguido con el galardón a la Difusión en la Era Digital.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS