Varios colectivos recaudan fondos para la conservación de la catedral de Jaén

La Unesco inspeccionará la seo para su declaración como Patrimonio Mundial

Vista áerea de la catedral de Jaén.
Vista áerea de la catedral de Jaén.José Manuel Pedrosa

La catedral de Jaén, la gran joya del Renacimiento andaluz que aspira a ser declarada Patrimonio Mundial, ha lanzado un SOS por su deteriorado estado de conservación. El templo que diseñó el arquitecto Andrés de Vandelvira será inspeccionado tras el verano por la Unesco para decidir si lo incorpora al listado de monumentos reconocidos, que se sumaría a los conjuntos monumentales de Úbeda y Baeza, que este año celebran su décimo aniversario como Patrimonio de la Humanidad.

Mientras llega la inversión estatal para el arreglo definitivo de las techumbres, lo prioritario es el lavado de cara de su fachada para realzar toda su belleza arquitectónica. Y ahí es donde ha surgido la iniciativa de varios colectivos de la ciudad, con el apoyo del Ayuntamiento, para recaudar fondos a través de la venta de pulseras de apoyo a la candidatura de la seo jiennense como Patrimonio de la Humanidad. “Todo el beneficio irá destinado a la limpieza de la fachada y de dos torres. En una primera fase, se limpiarán matorrales y excrementos de palomas”, indica la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Jaén, Cristina Nestares, quien aplaude la campaña promovida por la asociación cultural Círculo de las Ánimas. Las pulseras, de caucho y de goma, se venderán al precio de un euro.

El presupuesto inicial es de 10.500 euros para limpiar la fachada

De momento, se cuenta con un presupuesto de 10.500 euros para hacer frente “a lo más urgente”. Además, varios artistas locales se han ofrecido para organizar conciertos con los que recaudar fondos.

El Ayuntamiento jiennense, gobernado por José Enrique Fernández de Moya (PP), ha enviado este año al Ministerio de Cultura y a la Junta de Andalucía el expediente y el plan de gestión para la declaración de la catedral como Patrimonio de la Humanidad. El primer examen de esa carrera será tras el verano, cuando inspectores de la Unesco lleguen a la capital para evaluar el estado de conservación del templo. El Consistorio jiennense baraja también un plan bastante ambicioso: la peatonalización del entorno de la catedral.

Este edificio renacentista recibió el pasado año 43.000 visitas, cifra que representa casi la mitad de las 80.000 que registró hace tres años, cuando se empezó a cobrar por la entrada al templo. A pesar de esta caída, el deán de la catedral, Francisco Juan Martínez Rojas, sostiene que “el balance es positivo porque se ayuda a la conservación del templo, que es de lo que se trata”.

La entrada general por persona a la seo es de cinco euros, un precio que incluye audioguía; para las visitas en grupo es de tres euros; dos para los jubilados y uno y medio para niños y colectivos especiales. El horario de visitas es desde las 10.00 hasta las 18.00. No se exige el pago para entrar al templo al coincidir con el culto religioso entre las 8.30 y las 10.00 y desde las 18.00 a las 20.00.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS