Unos padres de Jaén piden que se investigue la muerte de su hijo

Un último informe forense determina que el joven fue atropellado

Imagen de la plataforma Change.org que recoge firmas para solicitar una investigación policial.
Imagen de la plataforma Change.org que recoge firmas para solicitar una investigación policial.

Los padres de Javier Joyanes Castilla, un jiennense de 27 años que murió accidentalmente, según la versión oficial, en 2008 en La Calahorra, han pedido reunirse con el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para que cambie el grupo investigador del caso tras los últimos informes forenses que indican que Joyanes no murió tras resbalarse por un terraplén de unos cinco metros sino que fue atropellado.

Según la versión oficial, el joven ingeniero informático regresaba de madrugada de una boda a su hostal cuando se despistó, se metió campo a través a oscuras y resbaló por un terraplén de unos cinco metros, falleciendo en un hecho accidental. Los progenitores pidieron a distintos forenses nuevos informes. El último, realizado por el forense Luis Frontela, determina que el joven fue atropello y posteriormente fue desplazado al lugar donde lo encontraron. Como argumentos contra la versión oficial, los padres mantienen que el camino hacia el hostal estaba iluminado y asfaltado y preguntan cómo se iba a desorientar su hijo.

La familia recoge firmas en Change.org para solicitar el apoyo a una investigación policial

La madre de Javier, Maribel Castilla, ha afirmado que el titular de Interior ya ha comunicado al subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, que no tiene intención de recibirlos, ya que "la decisión de iniciar una nueva investigación corresponde al juzgado que instruye el caso", informa Europa Press. Castilla ha criticado tanto que Fernández Díaz haya trasladado esa respuesta al subdelegado del Gobierno en Granada "sin enviar una copia de la misma a la familia", como la propia posición del ministro, ya que considera que este "sabe de sobra la nefasta gestión que se ha hecho en esta investigación". Y es que, según Castilla, la Guardia Civil "cerró el caso sin tener pruebas suficientes y tras haber cometido cantidad de errores", de ahí que ahora la familia quiera que sea la Policía Nacional la que investigue la muerte de Javier.

Para honrar la memoria del joven, según una comunicado de la Plataforma Justicia para Javi, familiares y amigos se están movilizando a través de las redes sociales difundiendo el caso, pidiendo justicia y recabando apoyos. Entre las acciones de la plataforma, están la de promover que los usuarios que lo deseen exhiban la foto del joven en su perfil de Facebook y recoger firmas en Change.org para solicitar el apoyo a una investigación policial y judicial que acredite las causas de la muerte.

Según la plataforma, 40.000 personas han firmado a pie de calle una petición para que cambie el grupo investigador del caso y también han recibido el apoyo institucional del Ayuntamiento de Jaén, que emitió una declaración institucional en fecha 26 de marzo de 2013 solicitando una investigación judicial y policial que acreditase las circunstancias de la muerte del joven y encontrase al culpable del suceso.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS