Un promotor irá a la cárcel por estafar a 50 familias en Alicante

El empresario promovió la construcción de unos chalés en Mutxamel cobró el dinero y no hizo la obra

El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la sentencia de la Audiencia de Alicante que condenó a un promotor a siete años de prisión y al pago de una indemnización cercana a los 800.000 euros por estafar y apropiarse del dinero de más de medio centenar de familias.

La Sala de lo Penal del TS ha desestimado el recurso de casación que interpuso este empresario y su mercantil Ediparque, SA, contra esta sentencia, según recoge el fallo facilitado por el Tribunal Superior de Justicia (TSJCV).

El condenado era entre 1998 y 2001 el administrador único de la citada mercantil, una empresa que promovió la construcción de chalés sobre parcela en la urbanización Los Altos de la Huerta, en el término de Mutxamel.

Los perjudicados adelantaron diferentes cantidades de dinero para edificar chalés, pero nunca se llegaron a construir. El empresario realizaba contratos privados para supuestas edificaciones en un plazo de 24 meses, y percibía de los compradores pagos superiores a los comunes, hasta el punto de que en algunos casos le llegaban a abonar la totalidad del precio.

“No hubo, por parte del acusado, inversión de cantidad alguna en la urbanización” de varias fases del proyecto, por lo que “no se sostiene” la afirmación de éste de que “las sumas entregadas por los adquirentes de las futuras viviendas fueran empleadas en las obras que correspondía realizar”, señala el fallo. En este mismo sentido, subraya que “no existen datos de la mínima consistencia sugestivos” de que la empresa “hubiera empleado los fondos obtenidos de sus clientes en la realización de las prestaciones a que se comprometió con ellos”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS