El secretario general no se da por aludido

Los socialistas andaluces niegan en público que el mensaje de renovación vaya a Rubalcaba Otra cosa es lo que afirman sin micrófonos

El nombre y apellidos de Alfredo Pérez Rubalcaba solo se oyeron en el congreso extraordinario del PSOE de Andalucía cuando asistió este domingo a la jornada de clausura en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Granada. El día anterior, los dirigentes socialistas entonaron un canto por el relevo y el cambio generacional que muchos socialistas interpretaron como un mensaje claro al secretario general federal para que prestara oídos. Rubalcaba no se dio por aludido y durante su intervención no hizo mención alguna ni siquiera al cambio generacional que representa Díaz, de la que destacó su “poderío”.

En público, los socialistas andaluces niegan de manera enfática que la carta de la renovación esté dedicada a su secretario federal. Otra cosa es lo que afirman sin micrófonos.

Más información
Entrevista | Díaz: “Desde el primer día dije que mi compromiso es con Andalucía”
Rubalcaba: “El PP también tenía un programa electoral en b”
Navarro: “Salvando las distancias, Susana Díaz recuerda a Felipe González”

El mensaje de la necesidad del relevo lo lanzó Griñán desde el mismo día en que anunció en el Parlamento su intención de dejar el cargo a final de la legislatura, sin desvelar que dimitiría dos meses más tarde y que abriría un proceso de primarias con una clara favorita. El sábado, Griñán sostuvo que tenía que dar ese paso porque su partido corría el riesgo de que su generación política “se convirtiera en un tapón para la siguiente”, una generación a la que ya se le “ha pasado” el tiempo. También José Luis Rodríguez Zapatero aludió a que “el que vive el pasado se perderá el futuro”.

Griñán, que seguirá como presidente federal del PSOE y senador por la comunidad autónoma, negó que se refiriera a Pérez Rubalcaba cuando aseguró que los de su quinta puede ser un “tapón”. “¿Pero cómo me voy a referir a Rubalcaba?”, afirmó a los periodistas el expresidente andaluz, quien sostuvo que se refería a él mismo, que tiene 67 años.

La exministra de Defensa y posible aspirante a las primarias, Carme Chacón, que asistió a las dos jornadas del congreso, fue algo más explícita: “Creo que en Andalucía se han hecho las cosas bien. Y lo que espero es que todos tomemos nota”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS