Castedo a Bonig: “¿Por qué paga el pato Alicante?”

La alcaldesa se desmarca del proyecto de la Generalitat para el bus interurbano de L'Alacantí

La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, está "molesta" por no haber sido invitada a la reunión del martes sobre el servicio de bus interurbano y que juntó a la Consejería de Infraestructuras y los Ayuntamientos interesados salvo Alicante. El resultado de la reunión tampoco gustó a la primera edil, que ha criticado que la Consejería haya advertido con "quitar las líneas" del tramo de la capital si no se pone más dinero para el servicio: "¿Por qué tiene que pagar el pato Alicante? Si es el único que pone dinero al interurbano", ha dicho.

La reunión que mantuvo el martes la consejera Isabel Bonig con los pueblos limítrofes sirvió para fijar una posición común frente al problema del bus interurbano, cuyo servicio articula a las principales ciudades de la comarca de L'Alacantí y estaba en duda para  2014. La posición tomada por la consejería contenta a los pueblos, pero obliga a Alicante a pagar más de lo que ya paga -el 65%, dice el Ayuntamiento- si quiere mantener sus paradas en el recorrido de los autobuses por el territorio de la capital.

"No puede ser que se diga: o ponéis más dinero para sostener el transporte interurbano o quitamos las líneas que afectan al término municipal de Alicante", ha advertido la alcaldesa, quien se ha preguntado: "¿Me estáis amenazando? (refiriendose, supuestamente, a la Consejería) ¿Por qué tiene que pagar el pato Alicante? Si es el único que pone dinero al interurbano. Pues no solo no aportará más dinero, sino que no voy a poner nada. Cero", ha recalcado.

Castedo se ha mostrado molesta porque el proyecto implica "que pague más --Alicante--, porque las líneas entran en nuestro término municipal, pero también entran en el Sant Joan d'Alacant, Mutxamel, en Campello o Sant Vicent del Raspeig".

"No pasa nada", ha recalcado la alcaldesa: "El Ayuntamiento garantiza todas y cada una de las líneas de nuestro término municipal, porque con el ahorro de no tener que hacer aportaciones al transporte interurbano cubriremos las líneas, incluidas la de San Juan, Urbanova, Villafranqueza, Cabo de las Huertas, Tàngel, es decir, todas aquellas líneas urbanas que han anunciado que dejarán de hacerse cargo. Con lo que al final el servicio se mantendrá".

La alcaldesa ha adelantado que el Ayuntamiento se sentará "con trabajadores" y con "los vecinos" que son "quienes conocen los recorridos" con el objetivo de reestructurar las líneas y evitar "repeticiones" porque "a lo mejor no hacen falta dos líneas", ha explicado.

"Lo que es justo es justo", ha continuado la primera edil, "y mucho menos con amenazas de quitar las líneas que tocan el término municipal de Alicante".

Sobre si fue invitada a la reunión con aseguró la presidenta de la Diputación, Luisa Pastos, la alcaldesa se ha explayado: "Solamente voy a decir una cosa, no fui invitada a la reunión", ha dicho, para desvelar un encuentro con tintes de encerrona el lunes por la tarde con Pastor. Castedo dice que acudió "sin saber qué se iba a tratar" y allí se le informó de la reunión con la Bonig y su propuesta, a la que Castedo ya se negó en un primer momento.

Los problemas de agenda, según su versión, impidió que acudiera, pero ha reiterado que ni estaba invitada ella, ni su concejal de Hacienda, que además es el de Tráfico, Juan Seva." No me parece justo y correcto", ha lamentado antes de lanzar un dardo a los asistentes: "No creo que los demás alcaldes se enteraran el día anterior, creo que lo sabían con una semana de antelación. Que no digan lo que no es cierto".

 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS