Desafíos, datos y retos de los aeródromos de la región

Estadísticas de 2013 y previsiones para los próximos años

Viajeros en el Aeropuerto de Málaga.
Viajeros en el Aeropuerto de Málaga.julián rojas
  • Huelva. La aerolínea de bajo coste Ryanair ha expresado su interés por operar en el futuro aeropuerto de Huelva. La compañía considera, según ha explicado el presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo, que la infraestructura, que será “modesta”, podría ofrecerle una plataforma que le haga rentable llevar vuelos a la provincia. El aeropuerto, cuya tramitación promueven la Diputación onubense y la Cámara de Comercio integradas en la Sociedad Cristóbal Colón, tendrá carácter privado. La iniciativa cuenta ya con la Declaración de Interés General y con el visto bueno del Ministerio de Medio Ambiente y de Aviación Civil y Militar. “Queda pendiente que el Gobierno central nos otorgue la aprobación definitiva para comenzar a buscar inversores”, asegura Caraballo. La sociedad entregó a primeros de año a Fomento el estudio con los datos económicos que certifican que el proyecto es rentable. El presidente detalla que ya se han mantenido conversaciones con representantes de fondos de inversión además de empresarios de Sevilla que “han mostrado interés por el aeropuerto”. Además, asegura que hay cadenas hoteleras en Huelva como Barceló y Melia que buscan inversores privados “porque la infraestructura es buena para potenciar el turismo” en la provincia, que cuenta con 25.000 plazas hoteleras. El aeropuerto de Huelva, que tendría como principal competidor al aeródromo de Faro (Portugal), contaría con una sola pista. El valor de la construcción rondaría entre los 50 y 60 millones y empezaría con unos 10 vuelos diarios “pero la intención es ir gradualmente creciendo”, plantea Caraballo, que considera que la Declaración de Interés General ahuyentará a los especuladores. “No queremos el modelo de aeropuerto que se ha hecho en otras ciudades que ha comportado una gran inversión y que llevaba parejo miles de viviendas y campos de golf. Abogamos por una infraestructura modesta para facilitar la llegada de los turistas a la provincia y nada más. Y eso es lo que quieren los empresarios y el sector hotelero”, precisa Ignacio Caraballo.
  • Jerez. El tercer aeropuerto de Andalucía ha retrocedido a niveles de 2003. Entre enero y noviembre de 2013 han pasado por las instalaciones de La Parra 781.433 viajeros, un 11,2% menos que en el mismo periodo del año precedente. La caída de usuarios es progresiva desde 2007, ejercicio en el que el aeródromo de la provincia de Cádiz alcanzó su máximo histórico con 1.607.968 pasajeros. En temporada de invierno Jerez sólo mantiene tres destinos regulares: Madrid (Air Nostrum), Barcelona (Ryanair) y Palma de Mallorca (Air Berlin). Los extranjeros están amortiguando la caída en este aeropuerto de Aena, que registra un aumento del tráfico internacional del 19,5%. La Parra prevé cerrar 2013 por encima de los 800.000 viajeros, la misma cifra que hace 10 años. La terminal de carga también está mermada tras la marcha en mayo de la empresa que gestionaba la mercancía, que ha bajado en noviembre un 95%.
  • Córdoba. El tráfico en el aeropuerto de Córdoba corresponde principalmente a vuelos de aviación general, con una estacionalidad muy marcada en los meses de verano. Los últimos datos que facilita Aena corresponden al año 2012, en los que se gestionó 9.844 pasajeros (un 16,6% más que el año anterior) y el movimiento de aeronaves alcanzó las 6.358 operaciones (un 12,6% menos que en 2011). El aeródromo estrenó una nueva pista de 2.050 metros el pasado verano. En teoría, su longitud la hace capaz de acoger aviones del mismo tipo que el Airbus 320 (unos 180 pasajeros). Pero no ha aterrizado ningún aparato así, la pista es usada por avionetas, parapentes, los servicios del Infoca y emergencias sanitarias. Después de una inversión que ronda los 50 millones de euros, la Junta ha pedido al Gobierno un plan de acción que incluya al aeropuerto cordobés para conseguir atraer a las compañías de bajo coste a sus instalaciones.
  • Almería. Entre enero y noviembre, han transitado por el Aeropuerto de Almería 677.815 usuarios, un 6% menos que durante el mismo periodo de 2012. El grueso de estos pasajeros, 667.159, viajaron en vuelos comerciales, y seis de cada 10 de ellos lo hicieron en conexiones con el extranjero. La evolución de estos últimos se tradujo en un aumento acumulado del 26,7% para el tráfico internacional. En noviembre pasaron por el aeropuerto 32.524 pasajeros, lo que supuso un incremento del 9,5% en comparación con el mismo mes de 2012. Este positivo comportamiento de las estadísticas se sustentó en la buena evolución de la actividad internacional, pero también en la del tráfico doméstico, que repuntó por primera vez en 14 meses, según datos de AENA.
  •  Granada-Jaén. El aeropuerto Federico García Lorca Granada-Jaén también registra un descenso en el tráfico de pasajeros desde el inicio de la crisis. De los cerca de millón y medio que tuvo en 2007, las cifras han caído a los 728.426 en 2012 y previsiblemente el número se reducirá también en el presente año. Desde 2008 la caída ha sido constante en pasajeros, operaciones y mercancías en el aeropuerto granadino. Recientemente, el sindicato UGT recordó que desde 2008 hasta ahora el descenso en pasajeros ha sido del 56% por lo que pidió a los políticos granadinos que “espabilen” para mantener el aeropuerto granadino.

Información elaborada por Lucía Vallellano, Ana Huguet, Manuel J. Albert, Marta Soler y Valme Cortés.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS