Novela surrealista y canciones culturetas

Ricardo Vicente presenta en Siroco ‘¿Qué haces tan lejos de casa?’, un disco-libro de concepción insólita en el pop español

Ricardo Vicente.
Ricardo Vicente. DANIEL SURUTUSA

“En la oscuridad de los refectorios / donde escondemos los demonios”. El estribillo de La balada de Fran y Richi, tema inaugural del primer disco en solitario de Ricardo Vicente, basta para comprender que no estamos ante un autor arquetípico. “Me encantaría elevar el nivel semántico del pop español”, admite este antropólogo y filósofo zaragozano de 38 años que hasta ahora había ejercido de escudero en Tachenko y La Costa Brava. “Reivindico la intelectualidad como una cosa muy digna y me gusta el tono peyorativo e irónico de que me llamen cultureta. Ahora solo falta que mi batería pronuncie correctamente ‘refectorio’ cuando me hace los coros…”.

Nada es demasiado convencional, efectivamente, en ‘¿Qué haces tan lejos de casa?’, debut atípico hasta en el formato: novela autobiográfica y surrealista acompañada por 11 canciones de aire abstraído y argumentos personalísimos. Vicente define este artefacto como “la banda sonora de un libro” y se enorgullece de que el resultado global “tenga cierto empaque”. “Era la cuarta vez que terminaba una novela con ese título, pero la primera que me satisfizo el resultado”, revela. Su gira de 2012 junto a Francisco Nixon y The New Raemon le sirve de tenue hilo temático. “En realidad, es una ficción sobre la idea del viaje. Como todo intelectual, pienso en viajar como algo fantástico, pero acabas sintiéndote especial hasta cuando te miran en la cola de la panadería. El sino de la masculinidad es buscar la soledad y fracasar: los hombres somos incapaces de estar solos y acabamos recalando en los bares”.

Canciones como ‘A Joni Mitchell, con todo mi amor’ retratan a un hombre tierno, peculiar, diferente; un artista adscrito a rituales como llevar dos camisas, vaciarse los bolsillos y no tocar jamás con dinero encima. “Yo solo creía en el método hipotético deductivo, la genética y las matemáticas, pero de tan racionalista he tenido que construirme mis propias supersticiones”, se sincera. Su objetivo último, dice, es la dignidad. “El éxito es una feria de mentiras y placeres, pero la dignidad constituye el único código moral y estético que me da seguridad”.

Ricardo Vicente actúa esta noche en Siroco (San Dimas 5, metro Noviciado) a las 21.30. Entrada: 8 euros

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS