RELEVO EN EL PP ANDALUZ

Zoido pide a todo el PP de Sevilla que se “deje la piel” por Moreno

El candidato se reúne con los dirigentes provinciales para abordar la futura dirección

Zoido, Moreno Bonilla y Sanz, en la junta directiva del PP de Sevilla.
Zoido, Moreno Bonilla y Sanz, en la junta directiva del PP de Sevilla.paco puentes

El principal escollo de Juan Manuel Moreno Bonilla como presidente del PP de Andalucía es el encaje futuro de la organización de Sevilla, que apostó sin disimulo por José Luis Sanz como líder regional. La orden que recibieron ayer los populares sevillanos de Juan Ignacio Zoido, alcalde de la capital y presidente saliente del PP andaluz, fue inequívoca: “Todos con Juanma”. Pero que en el dolido PP de Sevilla vayan a seguir su directriz y la del presidente provincial del partido, Juan Bueno, es algo que aún no está escrito, sino por ver.

Moreno asistió a la reunión de la junta directiva del PP sevillano donde los mayores aplausos con todos los dirigentes puestos en pie fueron dirigidos a Zoido y José Luis Sanz. El aún secretario general reapareció públicamente ayer tras permanecer una semana desaparecido, después de la enorme decepción de no haber sido el elegido por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para liderar al PP. Sanz no asistió a la reunión que el aspirante popular celebró el día anterior con diputados y senadores andaluces en Madrid, según el PP, porque no quería que el foco se centrara en él.

En su entorno se daba por hecho el salto a la presidencia del partido por cuanto contaba con el respaldo explícito de Zoido e implícito de la secretaria general, María Dolores de Cospedal. Sanz esperó la llegada de Moreno en la puerta del hotel donde se celebró el acto, rodeado de cámaras atentas a cualquier gesto. Moreno lo saludó con un fuerte y largo abrazo.

“Que nadie se llama a equívocos, tú eres nuestro candidato”, le dijo Bueno, el único presidente provincial que tardó 24 horas en mostrar su apoyo a Moreno cuando se conoció la elección de Rajoy.

Pero el que dio la orden más clara a los suyos para que apoyaran a su sustituto fue Zoido, en un discurso un poco extraño —“¡qué bonito es desayunar con los miembros del equipo de gobierno, con los 20 concejales!”, legó a decir—, un tanto deslabazado, lleno de referencias locales, provinciales, regionales y personales y donde agradeció a Sanz el que hubiera asumido la secretaría general en “una dificilísima situación” cuando el PP se quedó “a un paso” de acceder a la Junta de Andalucía. Citó a muchos dirigentes, pero entre ellos no estaba el nombre de Javier Arenas, al que se le atribuye el haber tenido una influencia clave en la decisión de Rajoy.

Pero el mensaje de Zoido reclamando a los populares sevillanos el respaldo a su sucesor fue muy claro. “El PP de Sevilla será el primero en trabajar a las órdenes y donde nos pida Juanma”. Y continuó: “No estorbaré jamás. Os pido a todos que os dejéis la piel, donde os ponga. Os pido lealtad y hagáis abstracción de los intereses particulares”. En otro momento, el todavía presidente del PP andaluz, aseguró que “cerrar una etapa y abrir otra es lo mejor” que el PP puede hacer “aunque hay quien le moleste”.

Zoido reivindicó el peso del PP de Sevilla en el conjunto del partido y la importancia que tiene a la hora de una victoria del PP andaluz. Durante años, los populares sevillanos han soportado las críticas de otras provincias por no ser capaces de rebajar la diferencia de hasta más de 20 puntos respecto al PSOE. En las últimas elecciones autonómicas la distancia fue de ocho puntos, la mayor de toda Andalucía. “La clave para gobernar en Andalucía es Sevilla y su capital”, dijo Zoido, quien advirtió que el PP sevillano “no es más ni menos que nadie”.

Moreno Bonilla pide el apoyo expreso de los sevillanos, a los que reclamó que “sumen no solo para ganar sino para gobernar” y a los que les prometió que “mimará”. Tras la junta directiva, el aspirante mantuvo una reunión con los dirigentes sevillanos para oír sus demandas ante la composición de la futura dirección regional. Para él es clave el encaje de esta provincia porque de cómo quede el puzle andaluz se podrá evitar problemas en un futuro.

El malagueño será elegido en un congreso que tiene como lema Andalucía: unidos por el cambio. Según los organizadores, “con toda probabilidad” Rajoy asistirá a la clausura, mientras “lo normal” es que asista Cospedal, quien por fin habló con Moreno la tarde del martes.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS