La oposición de Jaén alerta de la mala situación económica del Ayuntamiento

El Consistorio acumula ya una deuda de 439 millones de euros La Intervención apunta a operaciones de maquillaje

José Enrique Fernández de Moya.
José Enrique Fernández de Moya.Julián Rojas

La situación financiera del Ayuntamiento de Jaén se hace cada día más insostenible. La liquidación del presupuesto de 2013 ha puesto de relieve un aumento del remanente negativo de tesorería, que se eleva ya a los 332 millones de euros. Así, la deuda acumulada del Consistorio llega a los 439 millones. El Ayuntamiento lidera la deuda por habitante de las ciudades españolas, según el informe de 2013 del Ministerio de Hacienda. “Es una cifra vergonzosa y de auténtica alarma sobre la salud municipal”, asegura la portavoz socialista, María del Mar Shaw, tras criticar al alcalde de la capital, José Enrique Fernández de Moya (PP), por presentar la liquidación presupuestaria una vez pasadas las elecciones europeas a pesar de que el informe de la Intervención estaba desde el jueves.

El concejal de Hacienda, Miguel Contreras, ha admitido la “complejidad” de la liquidación presupuestaria de 2013 al incluir el plan de pago a proveedores. Con todo, el gobierno del PP hace una interpretación bien distinta de las cuentas y asegura que el ejercicio de 2013 se cerró con cinco millones de superávit y un importante descenso del remanente de tesorería negativo. También valoran las reducciones aplicadas en los capítulos de personal y los de gasto corriente y servicios.

No obstante, la Intervención Municipal cuestiona la liquidación presentada por el equipo de gobierno y refleja en su informe operaciones de maquillaje para relajar los resultados. En concreto, en el informe se advierte que el PP ha anulado del balance 28 millones de deuda a los patronatos municipales y tampoco ha incluido el préstamo de 36 millones del plan de pago a proveedores firmado este año (y que se suma a los 204 millones de préstamos para este fin ya comprometidos en años anteriores). “Se están engañando a sí mismos, porque la situación del Ayuntamiento es gravísima con maquillaje o sin él”, asegura el edil socialista José Manuel Colmenero. A su juicio, si las cuentas son tan buenas como argumenta el PP por qué hay problemas para pagar las nóminas de los trabajadores.

La oposición alerta de que en junio comenzarán a aplicarse los primeros ajustes que el ministerio impone al Ayuntamiento “para sanear una situación que lo coloca a las puertas del cierre”. El PSOE sostiene que el remanente negativo de tesorería se ha incrementado en 130 millones con respecto a 2011. “Si el PSOE dejó al salir del Ayuntamiento 90 millones, es evidente que la excusa de la herencia recibida no les sirve, hablamos de una escasa capacidad de gestión económica”, apostilla Colmenero.

El presupuesto de ingresos y gastos de 2013 refleja que de los 139 millones de euros de ingresos previstos el PP se quedó en 65 millones (el 45% de lo previsto) mientras que el gasto se elevó a 114 millones. “Si solo ingresas 65 millones y solo a nóminas y a pagos de capital e intereses de préstamos dedicas 63 millones de euros, casi el total de lo que ingresas, ¿de dónde se paga el resto de gastos que tiene el Consistorio, la luz, la gasolina la limpieza y recogida de basura y el mantenimiento de las calles?”, se pregunta el concejal socialista.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS