El paso adelante de Bosch abre la batalla por liderar ERC en Barcelona

El diputado en el Congreso anuncia su intención de ser alcaldable en la capital Portabella le acusa de "precipitarse" y Amorós pide diálogo para una lista conjunta

El diputado de ERC Alfred Bosch quiere ser candidato a alcaldía de  Barcelona.
El diputado de ERC Alfred Bosch quiere ser candidato a alcaldía de Barcelona.CARLES RIBAS

Sin apenas tiempo para saborear su victoria en las elecciones del domingo, Esquerra Republicana ha abierto una de las batallas más delicadas a las que se enfrenta el líder republicano, Oriol Junqueras: la carrera para liderar el partido en Barcelona. Los republicanos iniciarán hoy el proceso para escoger el candidato, y el primero en postularse para el codiciado puesto fue ayer el diputado en el Congreso Alfred Bosch.

El portavoz republicano quiere suceder al actual líder municipal del partido, Jordi Portabella. En el cargo desde 1999, el concejal es la única cara visible de ERC que no ha cambiado desde que Junqueras alcanzó la presidencia del partido en 2011. La intención de Bosch es lograr la junquerización de ERC también en la capital catalana: "La ciudad debe cambiar pero antes el cambio tiene que pasar por nosotros", apuntó en un claro dardo a Portabella. El diputado está dispuesto a incorporar el edil a su lista municipal, pero nunca en el primer puesto: "La renovación tiende la mano a la experiencia. Pero la persona que encabece la candidatura tiene que aportar aires nuevos".

Portabella reaccionó enseguida al anuncio de Bosch, acusándole en un comunicado de precipitarse "Anunciarlo antes de hora resta un tiempo valioso, del que aún disponemos, para mostrarnos unidos en una sola candidatura que trabaje para alcanzar la alcaldía de la ciudad". Portabella medita si debe batirse con Bosch en unas primarias, igual que otro dirigente, el portavoz adjunto en el Parlament Oriol Amorós, que también pidió unidad en el partido: "Ahora más que nunca es la hora de la unidad, dentro y fuera del partido, para ganar Barcelona y la independencia. Dialoguemos, vamos juntos y ganaremos", tuiteó.

ERC es la quinta fuerza en Barcelona, pero los últimos sondeos municipales le aúpan hasta la segunda posición. La victoria sobre CiU de este domingo, también en la capital catalana, da alas al partido de Junqueras para 2015.

La renovación en Barcelona es la única asignatura pendiente que le queda a Junqueras. El partido que ideó en 2011 pasaba por la renovación total y no tuvo demasiados problemas para conseguirlo, ya que la anterior dirección, en manos de Joan Puigcercós, dio un paso atrás sin pelear. Solo el entonces secretario general, Joan Ridao, intentó resistir en el Congreso, pero Bosch le venció en las primarias.

El cambio no llegó a Barcelona. Portabella lleva 15 años al frente y es el único de la vieja guardia que resiste. Al llegar a ERC, Junqueras cedió ante el líder municipal incorporando en su dirección a personas cercanas a Portabella. A medio mandato Junqueras intentó alejarle del Ayuntamiento, ofreciéndole un retiro digno que pasaba porque Amorós fuera el siguiente candidato municipal. El concejal siguió resistiéndose, y el partido ha esperado a que pasen las europeas para reabrir la cuestión.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Junqueras ha logrado hacer de ERC un partido plácido, después de una historia de luchas fratricidas que había cuarteado el partido. Por ello la dirección no quiere que la batalla de Barcelona, si acaba en primarias, se les vaya de las manos.

Pese a que los dirigentes aseguran la total neutralidad en el proceso, varias fuentes del partido coinciden en señalar a Bosch como el designado para encabezar Barcelona. El diputado, independiente, está bien visto en el partido y es uno de los dirigentes mejor valorados en el Congreso. Junqueras mueve una pieza muy importante porque no quiere ni una derrota interna. Su gran meta es convertir a ERC en el primer partido de izquierdas en Cataluña y confirmar el éxito del partido en las municipales. Para ese objetivo es clave obtener el que hasta 2007 fue feudo inexpugnable del PSC: Barcelona.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS