consecuencias de las elecciones europeas

El PSE fía el alcance de su fin de ciclo al congreso del PSOE

Los movimientos internos se descartan hasta julio Idoia Mendia, la alternativa, y se acusa falta de banquillo

Patxi López, junto a Idoia  Mendia, en la reapertura de la Casa del Pueblo de Barakaldo el pasado mes de abril.
Patxi López, junto a Idoia Mendia, en la reapertura de la Casa del Pueblo de Barakaldo el pasado mes de abril. LUIS TEJIDO

“Esto es el fin de un ciclo”. Así de taxativo se ha mostrado este martes uno de los dirigentes del PSE-EE con más peso desde hace años en el núcleo duro del aparato de este partido al proclamar el nuevo tiempo que supondrá la despedida de Patxi López en el congreso del socialismo vasco del próximo mes de septiembre, el segundo en casi año y medio y donde fue reelegido por cuarta vez consecutiva. Esta renovación de personas y de discurso, siempre reiterada por la dirección regional después de cada derrota electoral, no se iniciará, sin embargo, hasta conocer el resultado y el significado del congreso extraordinario del PSOE, convocado para el mes de julio. A esta conclusión llegan las distintas sensibilidades consultadas. “Nadie va a dar un paso ahora hasta saber de qué va el federal”, ha dicho una de estas voces.

El anuncio de López no ha sorprendido a nadie en el PSE-EE. A los más próximos “porque es una reacción previsible, que le honra y que supone un reconocimiento de que las cosas no han salido bien”, ha señalado un colaborador. Para los más alejados de las tesis oficiales, “porque ya era hora y llega muy tarde. También en el último congreso se habló de renovación, de estar en contacto con la calle y no se ha hecho nada”, ha dicho uno de ellos. En ambos sectores, no obstante, se admite un estado de preocupación por la caída de votos aunque en el entorno de la dirección se precisa “que las europeas no son unas elecciones indicativas para nosotros”.

Instalados, por tanto, en el fin de ciclo supondría el preludio del consiguiente cambio de rostros en los cargos de máxima responsabilidad del PSE-EE donde no se ha producido renovaciones significativas en los últimos años. Jesús Egiguren, Rodolfo Ares, José Antonio Pastor, Iñaki Arriola y Txarli Prieto son las referencias tradicionales del poder orgánico del PSE-EE apenas cuestionadas por sectores críticos a excepción de Álava donde el hostil enfrentamiento entre los sectores oficial y renovador ha repercutido sobremanera en las dos últimas elecciones.

Los críticos, reacios: “Pueden pasar muchas cosas hasta el congreso”

¿Cuál es el banquillo desde el que acometer la renovación? Críticos consultados en cada uno de los tres territorios coinciden en que “no existe una alternativa sólida que no esté en el aparato porque a los discrepantes se los han ido laminando”. Desde Gipuzkoa, de hecho, se cita el nombre de Óscar Rodríguez a quien su derrota en el pulso con Txarli Prieto le supuso la salida de las listas para el actual Parlamento vasco tras haber sido una referencia en su labor, según admite un socialista con responsabilidad en el Gobierno de López. En Bizkaia hay quien hubiera situado a Óscar Seco en puestos de mayor responsabilidad y no se descarta que dimita en breve de la ejecutiva de Pastor.

“Todo es por culpa de la endogamia que existe en el aparato del partido, donde se han mantenido por encima de los resultados adversos sin darse cuenta de que la calle nos estaba pidiendo cambios y respuestas”, aporta uno de los críticos vizcaínos. En la dirección, por contra, se recuerda que “son los mismos que en su día conocieron los mejores resultados que jamás haya tenido este partido en Euskadi”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ante la ausencia, de momento, de candidatos sólidos dentro de los sectores críticos, las máximas opciones para el relevo de Patxi López se conceden a Idoia Mendia, curtida en las labores internas del PSE-EE y de consejera de Justicia y portavoz del Ejecutivo. Quienes admiten esta posibilidad reconocen “el valor” político de Mendia y su “aportación” al nuevo tiempo que se pretende. Una valoración discrepante con quienes la consideran “la prolongación de Patxi López”, a quien siempre se la ha asociado políticamente. “No confundir su lealtad con el hecho de que tiene un discurso propio”, precisó una de las personas más conocedoras de la trayectoria de Mendia.

Con todo, no se esperan movimientos estratégicos en las próximas semanas en el seno del socialismo vasco. Ni siquiera aquellos afiliados que han mantenido un discurso más alejado de las tesis oficiales se atreven a aventurar “qué haremos”. “Pueden pasar muchas cosas de aquí hasta que llegue el congreso y sobre todo ver por dónde van los vientos en el congreso del PSOE. Por eso hay que esperar”, advierte un excargo socialista.

“Le honra la dimisión pero es un lastre para aspirar a las primarias”

Ni siquiera desde los renovadores de Álava se adelantan sus planes, refugiados en una táctica más prudente que posiblemente despunten en una conferencia de prensa que inicialmente pretendían celebrar este jueves, aunque este martes se han negado, incluso, a hacer valoración alguna del nuevo escenario que se abre tras el anuncio de López. Este sector ya se manifestó a favor de Carme Chacón en su pugna con Alfredo Pérez Rubalcaba ante el congreso de Sevilla.

Precisamente la motivación de los pésimos resultados obtenidos en el 25-M —esgrimida por López para justificar su marcha después de doce años del cargo de líder del socialismo vasco— ha sido entendida por algunas voces críticas como “un lastre” en su supuesto proyecto político de entrar en la carrera de las primarias, posterior al congreso del PSOE. “Le honra la dimisión, pero ya no tiene el aval necesario de los resultados y se presentaría como alguien que ha dimitido porque las cosas no le han salido bien”. Un portavoz del PSE-EE ha negado que López haya definido sus aspiraciones y reiteró que “siempre estará donde se le requiera”, en línea con la argumentación esgrimida por el propio dirigente al anunciar su renuncia al cargo.

Finalmente, desde el Gobierno vasco, su portavoz, Josu Erkoreka, ha expresado el respeto a la decisión de López y manifestó su “reconocimiento” a una persona que ocupó la responsabilidad de ser lehendakari. Erkoreka ha subrayado que este tipo de determinaciones son siempre "difíciles" y que en este caso el respeto debe ser "doble" por el alto cargo institucional que ha representado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS