Tormentas con granizo castigan por décima vez la fruta de Lleida

Les Garrigues, Segrià y Pla d’Urgell, las comarcas más afectadas por el fenómeno metereológico

Un frente de tormentas casi simultáneas de agua, viento y pedrisco del tamaño de una avellana barrió durante la tarde de ayer amplias zonas de las comarcas leridanas de Les Garrigues, Pla d’Urgell y Segrià, provocando importantes daños en los campos de frutales. La de ayer ha sido la décima tormenta de granizo que castiga al campo leridano esta temporada.

Los municipios más afectados han sido Sudanell, Sunyer, Alfés, Seròs, Torres de Segre y Alcarràs (Segrià), Les Borges Blanques, Puiggrós, Arbeca y Juneda (Garrigues) y Mollerussa, Vila-sana y Miralcamp (Pla d’Urgell). Algunas de estas poblaciones ya habían resultado damnificadas por el granizo descargado por otras tormentas desde finales de mayo.

Todavía no existe una cuantificación del número de hectáreas afectadas, pero según explicó Xavier Gorgues, responsable de la fruta dulce del sindicato agrario Unió de Pagesos (UP), las pérdidas serán cuantiosas en las zonas donde el granizo ha caído con más virulencia, principalmente en la fruta de hueso, como la nectarina, paraguayo y melocotón temprano, variedades que están en plena campaña de recolección.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS