cursos de verano de la UPV

Tres generaciones de cineastas vascos se ven las caras en San Sebastián

Imanol Uribe considera que la sucesión de realizadores en Euskadi es "un caso excepcional"

La consejera de Educación y Cultura, Cristina Uriarte, tercera por la derecha, tercera por la derecha, junto a participantes en la apertura este miércoles de 'Cine vasco: tres generaciones de cineastas'.
La consejera de Educación y Cultura, Cristina Uriarte, tercera por la derecha, tercera por la derecha, junto a participantes en la apertura este miércoles de 'Cine vasco: tres generaciones de cineastas'.javier etxezarreta (EFE)

La pregunta sobre qué es el cine vasco ha sido motivo de debate desde hace más tres décadas. Entre tanto se han conformado tres generaciones de realizadores en activo, "un caso excepcional" en la cinematografía española, según Imanol Uribe, que desde este miércoles se analiza en un congreso en San Sebastián. Uribe ha comparecido ante los medios de comunicación junto a Pedro Olea en el Palacio Miramar de San Sebastián tras la apertura de este congreso titulado Cine vasco: tres generaciones de cineastas, organizado por la Filmoteca Vasca y enmarcado en los cursos de verano de la Universidad del País Vasco.

Ambos directores forman parte de esa primera generación sobre la que hablarán esta tarde en una mesa redonda con sus colegas Ana Díez, Montxo Armendáriz y Víctor Erice. Este jueves les seguirán Juanma Bajo Ulloa, Daniel Calparsoro, Julio Medem, Helena Taberna y Enrique Urbizu, y el viernes alguno de los integrantes de la nueva hornada: Koldo Almandoz, Asier Altuna, Borja Cobeaga, Jose Mari Goenaga, Isabel Herguera y Pablo Malo.

Uribe ha asegurado que esta sucesión de cineastas que ha dado el País Vasco es, además de "excepcional", la "envidia" de otras comunidades autónomas. Ha dicho que no sabe muy bien "qué explicación darle", pero se ha mostrado convencido de que hay una relación directa con el Festival de Cine de San Sebastián. Sin querer meterse "en ningún charco de más", ha señalado que el cine y la escultura son las disciplinas que "más recorrido" han tenido en el arte vasco, y, en el caso de la primera, "algo tiene que ver el Festival", un evento al que Pedro Olea y él se sienten muy vinculados.

Uribe ha recordado que, siendo alumno de Pilar Miró en la Escuela de Cine, viajó con ella a San Sebastián para ver El espíritu de la colmena, de Víctor Erice, la primera película española que ganó la Concha de Oro, en 1973, mientras que Olea rememoraba sus frustrados intentos por ver a Alfred Hitchcock, que al menos le envió poco después una foto firmada que conserva con mimo. "El Festival de Donosti me ha marcado totalmente. He venido siempre que he podido y he estado en todas las secciones", ha indicado el autor Un hombre llamado Flor de Otoño.

Olea ha afirmado que "cine vasco es el cine hecho por vascos", aunque como él lo hayan hecho "en Madrid", donde acabó definitivamente tras un proyecto fracasado por falta de apoyo de las instituciones vascas sobre el crimen de Beizama, que, aparte de Concha Velasco como protagonista, iba a contar con un equipo vasco al completo y con una copia doblada al euskera.

Uribe, por su parte, ha dicho que cada uno tiene su propia experiencia. "Unos se quedan y lo llevan como una militancia y a otros la vida les lleva por otros derroteros. Tan válida es una cosa como la otra", ha destacado. Del respaldo actual del cine en Euskadi no tienen muchas noticias. Uribe sabe del programa Kimuak de promoción de cortometrajes que impulsa el Gobierno Vasco, pero han dicho que a esa pregunta deben responder los más jóvenes.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS