Dancausa cree positivo el mecanismo único de supervisión para la banca

La consejera delegada de Bankinter asiste a la entrega de premios de Alumni DBS Executive Education

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, este miércoles en la Universidad de Deusto.
La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, este miércoles en la Universidad de Deusto.

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha considerado este miércoles en Bilbao que disponer de un mecanismo único de supervisión europeo "va a ser muy positivo para el conjunto del sector financiero español". Dancausa ha pronunciado una conferencia titulada Perspectivas del sector bancario en un encuentro en la Universidad de Deusto organizado por la Asociación de Antiguos Alumnos Alumni DBS Executive Education, que forma parte de Deusto Business Alumni.

Durante el acto, la asociación ha hecho entrega de sus premios anuales, que han correspondido a Raymond Tumusiime, en la categoría de mejor alumno, Javier Santibáñez, mejor profesor, y EY, mejor patrocinador.

Según han informado fuentes de la Universidad de Deusto, la consejera delegada de Bankinter se ha mostrado partidaria de la moneda única pese a "las deficiencias" que haya podido tener su puesta en marcha y "las debilidades" que haya podido mostrar. También ha considerado que disponer de un mecanismo único de supervisión europeo y "la mudanza de la regulación al Banco Central Europeo" van a ser positivos para el sector financiero español. Según ha argumentado, "mediremos nuestras fuerzas con otros en teoría más poderosos que nosotros, aprenderemos más los unos de los otros".

Dancausa ha señalado que "sin duda ese distanciamiento va a dar más frialdad a la relación, pero al mismo tiempo nos va a poner en igualdad con el resto de bancos europeos para compararnos, para aprender y para mejorar". A su juicio, "supone una nueva oportunidad de demostrar el rigor, la capacidad y la solidez de las instituciones españolas" y ello ayudará, según ha indicado, a "recuperar la reputación perdida en los primeros aciagos años de esta crisis".

La consejera delegada de Bankinter ha lamentado que la última etapa de prosperidad económica "dejó olvidada para algunas instituciones, para algunas empresas y para algunos políticos el principio de honestidad" y ha advertido de que "roto ese principio de integridad, de rectitud, de honradez, no hay prosperidad sostenible". Dancausa ha avisado de que todos los esfuerzos que se hagan "si se estrellan contra la corrupción serán esfuerzos baldíos" y ha abogado por exigir a quien tiene responsabilidad "un comportamiento íntegro e intachable en el cumplimiento de sus deberes".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS