acusaciones de corrupción

El PNV afirma que no tolerará dudas sobre su honestidad

Mediavilla lamenta que "siempre habrá quien se empeñe en calumniar" a su partido

El responsable del área institucional del PNV, Koldo Mediavilla, ha advertido este lunes al PP y al secretario general de EA, Pello Urizar, de que su partido no va a tolerar que se dude de su honestidad. En un artículo publicado en su blog, Mediavilla ha intervenido de nuevo en la polémica suscitada tras las palabras de Iñaki Oyarzabal (PP) en las que dudaba de la financiación de los batzokis del PNV, a las que se sumó Urizar este fin de semana recomendando al PNV que se dote de un “código ético” y lo traslade a “sus estructuras”.

Mediavilla afirma que contaba con que las “fuerzas vivas” del PP vasco salieran en auxilio de Oyarzabal, aunque el diputado general alavés, Javier de Andrés, y su portavoz parlamentaria, Laura Garrido. “han pretendido echar balones fuera con eso de que no acusaron”, simplemente “reflexionaron en voz alta”. “El mal está hecho”, sentencia.

En su artículo, Mediavilla lamenta que “por mucho que el PNV se empeñe en reclamar su transparencia y la honorabilidad de su sigla y la de sus afiliados, habrá quien se empeñe en emponzoñarla y calumniarla”. “Mentir es fácil frente a una sociedad harta de comportamientos impúdicos y castigables. Pero extender el infundio, propagar la injuria, sin prueba alguna, resulta irresponsable, condenable y perseguible”, añade.

Y apostilla: “No diré yo que los nacionalistas vascos seamos arcángeles inmaculados. La condición humana afecta a todos. Tampoco afirmaré que todo lo que hacemos esté bien. Nos equivocamos como la media. Pero nuestro código de conducta como partido ha sido intachable”.

El dirigente del PNV insiste en que en su partido no ha visto “nunca indicio alguno de corrupción, ni de financiación ilegal, ni de sobres, ni de sobresueldos, ni de cuentas en paraísos fiscales”.

También critica al secretario general de EA: “Urizar sabe que para continuar en la pomada debe agudizar su perfil y convertirse en punta de lanza contra el adversario común —el PNV—, lanzando contra éste las dentelladas que ni tan siquiera la izquierda abertzale oficial y mayoritaria (Sortu) se atreve a propinar. Triste papel de un superviviente a quien le da igual todo con tal de mantener su rol de subalterno subsidiado”, le espeta Mediavilla. “Sus palabras quedan registradas y quizá, en poco tiempo, tenga que justificarlas”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS