El Hospital Clínico de Valencia restablece el servicio de aire acondicionado

Los sindicatos critican los numerosos problemas de mantenimiento del hospital

El servicio de aire acondicionado en el Hospital Clínico de Valencia fue restablecido ayer y está funcionando “a pleno rendimiento”, según explicó la Consejería de Sanidad. Las obras en el área de reanimación hicieron que pacientes y trabajadores pasaran, según los sindicatos, cerca de un mes sin climatización. El clímax llegó el fin de semana, con temperaturas superiores a los 30 grados en dos pabellones. Los trabajadores aseguran que este no ha sido un problema aislado y que la falta de mantenimiento es general.

Varios enchufes de la Unidad de Cuidados Intensivos tienen los cables al aire.
Varios enchufes de la Unidad de Cuidados Intensivos tienen los cables al aire.

Goteras, techos con las tuberías al descubierto o enchufes con los cables colgando por fuera de la pared son parte de las deficiencias que denuncian, algunas a la vista de todos. “Para los profesionales de este hospital, no es noticia que en Urgencias haya 30 grados”, explicó ayer José Santamaría, responsable de la sección sindical de UGT en el Clínico.

“El pasado miércoles la consejería notificó por intranet a los trabajadores que iba a haber un corte de aire acondicionado durante cinco horas. Lo que no sabíamos era que el corte se alargaría tanto con temperaturas que rayaban lo inhumano”, criticó Santamaría. “Esta mañana en las cocinas, un cocinero llevaba una toalla alrededor del cuello como una bufanda, para absorber el sudor porque el calor era insoportable”, criticó.

Goteras en una de las salas de la unidad de Urgencias del hospital.
Goteras en una de las salas de la unidad de Urgencias del hospital.

Los sindicatos aseguran que el calor no es el único problema en urgencias. “Hace un par de semanas cayó un trozo del techo en un box de pediatría. Afortunadamente no había nadie dentro, porque podría haber ocurrido una desgracia”, explicó Santamaría. “En junio hubo una lluvia fuerte y se inundó toda la planta baja con aguas fecales. Hay cucarachas en el sótano y la higiene deja mucho que desear”, sentenció. “Las instalaciones no se han tocado en 25 años y no ha habido una reforma estructural real. El hospital está abandonado y no sabemos el motivo. Tenemos miedo de pensar dónde vamos a llegar”, aseguró John Orozco, representante de CC OO en el centro.

El representante de UGT explicó que el hospital cuenta con cerca de 200 trabajadores y más de 500 camas. “Los sindicatos hemos planteado muchas denuncias a través de las comisiones de seguridad y salud en el trabajo y todo sigue igual”, se resignaba José Santamaría.

“El problema es de gestión. ¿A quién se le ocurre ponerse a arreglar el aire en pleno mes de agosto? Eso se hace en abril o en octubre. La excusa no puede ser la bajada de presión asistencial”, criticó el representante de CC OO.

John Orozco achacó las deficiencias en el mantenimiento a la “dejadez” de la Administración y a la mala gestión de los recursos. “El 40% de la inversión sanitaria ha ido a parar al hospital la Fe y el resto de hospitales grandes estamos abandonados”, aseguró. Para Orozco, “la consejería ha creado pacientes de primera y pacientes de tercera. En el hospital Clínico queremos hacer medicina de primera pero tenemos instalaciones, materiales y tecnología de tercera y eso no puede ser”, criticó.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción