referéndum

Escocia relanza el debate sobre el derecho a decidir en Euskadi

Ningún partido es ajeno a la consulta de este jueves en medio de una reconocida expectación de la mayoría nacionalista

Euskadi vive pendiente de Escocia, al menos hasta la madrugada del viernes. El referéndum escocés ha activado el debate sobre el derecho a decidir en el País Vasco, alargando, como era previsible, las diferencias encontradas entre una mayoría nacionalista que suspira por el "si" y el resto de partidos que defiende las sensibles diferencias entre ambas reivindicaciones.

Más allá del resultado que se produzca, el debate a propósito del referéndum escocés ha prendido con fuerza y partidos como EH Bildu no lo dejará escapar, al igual que ocurre con la honda reivindicación del independentismo catalán. La propia presencia de una delegación del Gobierno vasco y del PNV y de la coalición soberanista marca los dos bandos como era de prever.

En medio de la reanudación de las comparecencias en la ponencia sobre el autogobierno en el Parlamento vasco, las fuerzas vascas solo tienen ojos y declaraciones puestas sobre Escocia. A la participación de nacionalistas y abertzales en diferentes actos convocados en Edimburgo se ha sumado desde el País Vasco el pronunciamiento de distintos actores políticos y sindicales, conscientes de que el derecho a decidir será un elemento recurrente a partir del nuevo curso y con la mirada puesta en las elecciones locales y forales de 2015.

EH Bildu, de momento, ya ha reconocido que el objetivo de la consulta y de una profundización en la defensa de la nación vasca será uno de sus principales referentes de la acción política. De momento, llegará con sonoridad al próximo debate de Política General, previsto para el 25 de septiembre y cuando estarán aún latentes los comentarios sobre el resultado que se produzca este jueves en Escocia.

El PP vasco advierte que en el caso de España "sería diferente"

Además, el PNV no desaprovechará la oportunidad de profundizar en su propuesta de autogobierno y reconocer la satisfacción que le ha producido la consulta escocesa durante el Alderdi Eguna, previsto para el último domingo de este mes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La permanencia del debate está asegurada por encima del resultado habida cuenta de que los partidos que lo defienden valoran de una manera esencial su propia convocatoria y el acuerdo alcanzado entre los gobiernos de Londres y Edimburgo para hacerlo posible. Esta va a ser la lectura inmediata que flotará en el ambiente vasco a partir ahora, mientras desde el bloque constitucional rebatirán con la idea de que Euskadi y Escocia no parte de la misma configuración jurídica y, por tanto, huelgan las comparaciones.

Además, si triunfara la independencia en el referéndum escocés, la presión se elevaría aunque podría comprometer los tiempos que se ha marcado el PNV para su estrategia de un nuevo marco de relación con el Estado. Por si fuera poco, siempre tendría a EH Bildu instandole a una acumulación de fuerzas para dar el paso al frente como en Cataluña.

En este bloque de apuesta por el reconocimiento del derecho a decidir, la organización juvenil del PNV, Euzko Gaztedi (EGI), ha pedido al Gobierno español que "tome ejemplo" del británico y "dé la palabra al pueblo vasco", al tiempo que ha insistido en que "es posible desarrollar procesos de autodeterminación democráticos en el siglo XXI, tal y como se ha demostrado en Escocia".

La Red Independentistak convoca una marcha para el 12 de octubre

A través de un comunicado, han señalado que el referéndum que tendrá lugar este jueves en Escocia supone "un ejercicio democrático sin igual que tiene su origen en el entendimiento bilateral entre los gobiernos británicos y escoceses" y ha subrayado que el proceso escocés se ha desarrollado "de forma pacífica y coherente".

Para este grupo, "el proceso escocés pone sobre la mesa un modelo ejemplar, en el que el principio de integridad territorial de los estados ha sucumbido ante el derecho a decidir de los pueblos", ha insistido EGI, al tiempo que ha remarcado que el Ejecutivo británico ha demostrado "gran madurez y respeto a la hora de conceder la palabra a los ciudadanos esconces y, sobre todo, a la hora de aceptar y acatar su voluntad".

Por ello, ha reclamado al Gobierno de Mariano Rajoy que "tome ejemplo y aplique "la misma fórmula en Euskadi", permitiendo así que "el pueblo vasco pueda decidir libre y democráticamente su futuro". "Las palabras grandilocuentes de aquellos que afirman que los procesos de autodeterminación están obsoletos han quedado en fuera de juego", ha añadido.

A su vez, la secretaria general del sindicato LAB, Ainhoa Etxaide, ha advertido de que supondría "un error histórico", así como un "fraude político", enmarcar en una reforma constitucional "la posibilidad y la capacidad de que Euskal Herria consiga de una vez el derecho a decidir libre y democráticamente su futuro".

En rueda de prensa en San Sebastián, Etxaide ha señalado que su sindicato inicia el nuevo curso político "inmerso" en las elecciones sindicales, pero sin perder de vista la situación política actual, por lo que su objetivo es "formar parte del debate y ser actor de éste" para que "los trabajadores en Euskal Herria sean protagonistas de lo que está pasando" en unos momentos, a su juicio, "determinantes a la hora de definir cómo será nuestro futuro".

Mientras, la Red Independentistak ha llamado a sectores y colectivos sociales, así como a los ciudadanos vascos, a movilizarse el próximo 12 de octubre en Bilbao para empezar a "dar pasos" hacia la independencia. El acto se celebrará el Día de la Hispanidad con el objetivo de denunciar el mantenimiento de "la negación y la imposición" contra los derechos del pueblo vasco.

En un comunicado, la red ciudadana vasca ha afirmado que el "éxito rotundo" de la Diada de Cataluña ha puesto en marcha "el otoño caliente" que se anunciaba "en torno a la independencia". Por otra parte, ha considerado que en Escocia, este próximo jueves "tendrán la oportunidad de decidir el camino de la independencia".

En este caso concreto, ha advertido de que "mucho más allá del resultado concreto, el hecho de que se produzca el referéndum es en sí una gran victoria para todos los pueblos sin estado", porque "convierte el derecho a decidir en ejercicio legítimo y básico del juego democrático en la misma Europa".

Por ello, ha llamado a "toda la ciudadanía vasca" a secundar "una cita muy concreta" el próximo 12 de octubre, día en que desarrollará una "movilización nacional" bajo el lema "Gora Euskal Errepublika (Viva la República Vasca)", al que acompañará el segundo slogan "Bagoaz (Vamos). Caminando hacia la independencia".

La manifestación, que no tendrá un carácter "típico", según los convocantes, se desarrollará entre la Plaza Circular y la Plaza Elíptica de Bilbao. Independentistak pretende "ocupar el espacio" con sus reivindicaciones "trabajarlas y mostrarlas entre todos".

En el ámbito local, el grupo de EH Bildu en el Ayuntamiento de Bilbao ha solicitado al alcalde, Ibon Areso, la convocatoria de una Junta de Portavoces extraordinaria para consensuar una declaración institucional de felicitación al pueblo escocés por la celebración del referéndum de independencia.

La felicitación se basa en que los escoceses "ejercerán el derecho a decidir su futuro con total libertad", según ha explicado la portavoz municipal de EH Bildu, Aitziber Ibaibarriaga, en un comunicado. Esta coalición también ha organizado para este jueves una concentración festiva en el Arenal bajo el lema "Los pueblos deciden. Escocia si. Euskal Herria, si".

Enfrente, el PP. Su presidenta en el País Vasco, Arantza  Quiroga ha considerado "natural" la celebración de un referéndum de independencia en Escocia, "porque por la historia de esos dos reinos, en esa situación se puede producir el acuerdo". Sin embargo, ha advertido de que en el caso de España, esa posibilidad "es muy diferente", ha dicho durante una entrevista en Radio Popular

Por ello, ha deseado que "quienes han ido a ver esas experiencias" constaten que "lo que hay allí es el cumplimiento de un marco legislativo, que es la base de una democracia". "¿Aquí, eso en España se podría producir? Sí, se podría producir. Vamos a unas elecciones en las que, en el caso de los partidos nacionalistas, pongan en su programa electoral, como único punto, la independencia de Euskadi, y que permitan que los vascos voten", ha sugerido.

En su opinión, "esa sería una consulta legal, clara, en la que la ciudadanía se posicionaría". Sin embargo, cree que este tipo de referendums "son más una especie de encuesta en la que así, los nacionalistas o el Gobierno vasco tienen un argumento más a su favor". "Ustedes hagan encuestas, todas las que quieran, pero si vamos a ir a votar, vamos a votar de verdad, como la ley lo plantea", ha dicho.

Desde el lado socialista, Idoia Mendia, secretaria general de los socialistas vascos, ya dijo que votaría "no" en un referéndum en Euskadi como el que se plantea en Escocia.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS