Las entidades avisan de problemas por los impagos sociales de la Generalitat

Economía no descarta que la medida se extienda hasta fin de año

Quedar en las manos de las entidades bancarias para poder pagar los atrasos en las nóminas de servicios públicos. Este es el panorama que espera a una parte de las entidades sociales catalanes que se enfrentan al impago del 25% de la nómina de septiembre (unos 17 millones de euros) por parte de la Generalitat. Un problema que el Departamento de Economía atribuye a la tensión de tesorería y que no descarta que se pueda repetir en lo que queda del año.

La afectación será desigual para las entidades que prestan servicios de gestión delegada, como por ejemplo una residencia de gestión privada de discapacitados, menores o ancianos. La voluntad del Departamento de Bienestar es que las empresas más grandes sean las que cobren menos (un 50% de su factura), pues considera que están mejor preparadas para soportar el aplazamiento.

“El tamaño no garantiza que tenga más solvencia económica y menos problemas de tesorería”, asegura Àngels Guiteras, presidenta de la Mesa del Tercer Sector. Un reclamo al que se une la Confederació, la patronal del sector, que pide “transparencia en los criterios que se utilizan para determinar que entidades pueden o no soportar económicamente la medida”. Bienestar también tendrá en cuenta el número de conciertos de cada entidad, afectando a los que tienen más acuerdos.

Reactivación de PEV

“Nuestro sector es el más castigado dentro de los servicios sociales. Ya hemos contribuido mucho”, se queja Cinta Pascual, presidenta de ACRA, la patronal de residencias de Cataluña. Además de una deuda de 50 millones de euros por la ley de Dependencia, siguen pendientes de las reactivaciones de las PEV, las prestaciones económicas vinculadas. Desde Bienestar aseguran que, por ser un asunto de presupuesto se reactivarán pronto, aunque el sector cree que no será de una mera masiva.

“Tengo un colchón para pagar las nóminas de este mes. Desde el impago generalizado de 2012 hice los deberes de busca otras vías de financiación. No nos ven como buenos clientes”, se queja la presidenta de una entidad que atiende medio millar de plazas. “Pedimos transparencia con la situación de la tesorería para tener margen de maniobra”, piden desde la Confederació. El portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, lamentó ayer el impago: “Ilustra la dramática situación de las finanzas de la Generalitat”.

Sobre la firma

Camilo S. Baquero

Reportero de la sección de Nacional, con la política catalana en el punto de mira. Antes de aterrizar en Barcelona había trabajado en diario El Tiempo (Bogotá). Estudió Comunicación Social - Periodismo en la Universidad de Antioquia y es exalumno de la Escuela UAM-EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS