Copasa pagó un viaje a Argentina y Brasil al exalcalde de Ourense y su pareja

La constructora abonó en efectivo los 8.550 euros del periplo con escalas en tres capitales

La empresa constructora Copasa pagó un viaje de 11 días a Argentina y Brasil al exalcalde socialista de Ourense Francisco Rodríguez y a su compañera, Mercedes Astorga, ambos imputados en la Operación Pokémon. No fueron solos, les acompañaron en el periplo a costa de la empresa que cogestiona el servicio de basuras en la capital provincial, entre otros contratos, el presidente de la constructora, José Luis Suárez Gutiérrez, y su esposa.

El sumario judicial incorpora un informe del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) que recopila pruebas, como facturas, asientos contables y la declaración del responsable de la agencia de viajes que gestionó esa excursión latinoamericana de las dos parejas, con escalas en Buenos Aires, Río de Janeiro y Salvador de Bahía. El importe del viaje de Rodríguez y su compañera sentimental ascendió a 8.558,62 euros. Una factura que fue abonada en efectivo por la constructora ourensana.

Rodríguez, que dimitió como alcalde hace ahora dos años tras su detención e imputación por siete delitos en esta trama de presunta corrupción, reconoció haber realizado a gastos pagados ese viaje en su segundo interrogatorio ante la juez instructora del caso, Pilar de Lara. Pero arguyó que no fue en calidad de regidor. Y atribuyó a “empresarios locales relacionados con Copasa” el pago de su periplo y el de su mujer. “Nadie sabía que iba allí como alcalde, fui para vender la imagen de Ourense en un momento de promoción del turismo, el termalismo y la llegada del AVE”, justificó el exalcalde ante la magistrada. A preguntas de la juez, tampoco ocultó su “buena amistad” con el presidente de Copasa, “cimentada en O Carballiño”. Como ejemplo, Francisco Rodríguez comenta que cada Navidad, Suárez siempre le envía “una cajita con turrones”.

El viaje a Brasil no es el único del político socialista que investiga De Lara por sospechar que se tratan de gratificaciones de empresas favorecidas en la concesión de contratos y servicios municipales. Están también cuestionados cuatro viajes a Barcelona entre 2007 y 2009 y dos a Oviedo ese último año, que presuntamente habría pagado Aquagest. Esta es otra empresa concesionaria del Ayuntamiento de Ourense en la que trabaja, tras convertirse en alcalde Rodríguez, su compañera.

Otro concejal del PSdeG, aunque de Santiago, Bernardino Rama, también aparece en el abultado sumario como beneficiado de viajes pagados por la concesionaria del suministro del agua en la capital gallega. Rama, ahora en la oposición municipal, fue cuatro veces a Barcelona y otras tantas a Madrid con billetes de avión pagados por Aquagest. Fue entre los años 2007 y 2010, siendo miembro del gobierno local del entonces alcalde, Xosé Sánchez Bugallo.

Esta concesionaria también figura como pagadora de viajes de Javier Bobe, funcionario de la Diputación de Ourense, único imputado en otro caso de presunta corrupción, el del destino de cuantiosos fondos europeos que no habrían ido a parar a su destino, la construcción de depuradoras. Aquagest sufragó asimismo o un desplazamiento en avión a Barcelona del secretario del organismo provincial de Ourense, Francisco Cacharro Gosende.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS