El alcalde de Alcanar niega haber amañado concursos públicos

Montserrat defiende los expedientes de obras aprobados por el Consistorio

Alfons Montserrat, a la izquierda y Manel Martí, a la derecha.
Alfons Montserrat, a la izquierda y Manel Martí, a la derecha.Josep Lluís Sellart

El alcalde de Alcanar (Montsià), Alfons Montserrat (ERC), defendió ayer la legalidad de los contratos y adjudicaciones de obras aprobados en el Consistorio bajo su mandato. Montserrat declaró a lo largo de tres horas y media en el juzgado de Instrucción número 4 de Amposta (Montsià) en calidad de imputado por delitos contra la Administración Pública. El alcalde está siendo investigado por este juzgado, la Fiscalía de Tortosa (Baix Ebre) y la Guardia Civil por presuntas ilegalidades en la adjudicación de una veintena de expedientes urbanísticos desde 2008.

Más información
Una juez cita como imputados al alcalde y un regidor de Alcanar
El alcalde de Alcanar y un regidor, en libertad tras 14 horas de registro
El alcalde y el edil de Urbanismo de Alcanar, detenidos por corrupción
La justicia investiga más de 15 obras públicas de Alcanar

Montserrat negó las acusaciones de sobrepecio y amaño de concursos públicos con constructores locales del Ayuntamiento, donde ERC gobierna en minoría. El alcalde dijo que su gobierno no ha tenido ninguna “actuación irregular”. “Todas y cada una de las adjudicaciones están hechas con los informes preceptivos, que además era favorables”, aseguró Montserrat. “Han dicho que si podía haber concertación de precios o algo así. Nosotros podemos responder por la actuación municipal, pero no podemos responder por actuación de terceros. Desde la actuación municipal se han hecho las adjudicaciones siguiendo los procedimientos establecidos y los informes preceptivos. Y nuestro ámbito acaba aquí” dijo Montserrat, que negó haber dado ningún tipo de “información privilegiada” a nadie.

La misma tesis defendió el martes el regidor de Urbanismo, Manel Martí, tras ser interrogado en calidad de imputado durante tres horas. “Todas las adjudicaciones se hicieron según mi entender de acuerdo a la legalidad”, defendió Martí.

Los dos ediles están siendo investigados por prevaricación, malversación de caudales públicos, alteración de precios de concursos públicos, falsedad documental y tráfico de influencias.

La justicia indaga sobre la posible manipulación de concursos públicos en la localidad de manera continuada en el tiempo desde 2008 hasta 2013. Entre las actuaciones que se están escudriñando se encuentran proyectos de diversa índole como la adecuación de edificios públicos, la urbanización de calles, la concesión de licencias de obras y la compra de una finca en Mas d'En Serra. En los terrenos de esta finca rústica se ubica un poblado íbero y el Consistorio habría pagado por ellos 22.000 euros, según el alcalde de Alcanar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
“Todas las adjudicaciones están hechas con los informes preceptivos”, aseguró Montserrat

Los dos ediles fueron detenidos por la Guardia Civil el pasado 16 de octubre mientras los agentes registraban las dependencias del Ayuntamiento. La policía buscaba pruebas de delitos continuados contra la Administración de Justicia y la Hacienda Pública, y de una trama organizada para llevarlos a cabo.

También fueron detenidos tres constructores locales mientras los agentes registraban tres inmuebles ligados a sus respectivas sociedades. La denuncia inicial la interpuso en verano de 2013 un militante de CiU, aunque de manera oficial la federación nacionalista ahora se desmarca de las acusaciones. La Guardia Civil ya acudió en noviembre del año pasado al Ayuntamiento para requerir abundante información.

Tras su detención, el alcalde llegó a achacar al Estado la operación judicial. ERC, por su parte, rechazó la semana pasada aplicar el código ético del partido a los dos ediles hasta recibir más información sobre el presunto caso de corrupción.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS