El recorte de la renta mínima de Mena expulsó a 10.100 menores

Las entidades y el Síndic de Greuges insisten en la necesidad de actualizar el programa

Rafael Ribó tras ser elegido defensor del pueblo de Cataluña.
Rafael Ribó tras ser elegido defensor del pueblo de Cataluña. Carles Ribas

En verano de 2011, y con la excusa de combatir el fraude y racionalizar recursos, el departamento de Empresa que entonces dirigía Francesc Xavier Mena comenzó una revisión de expedientes la Renta Mínima de Inserción (RMI). Como resultado, miles de personas resultaron expulsadas del programa. Entre ellas, 10.105 menores de 18 años, si se comparan las cifras de junio de ese año con las del siguiente.

Más información
El Síndic dice que aplazar el pago no soluciona la pobreza energética
La RMI desincentiva el trabajo, según el Colegio de Economistas
El Síndic critica que los recortes pongan en peligro a la infancia
Desesperados por la renta mínima

A el pasado junio, la diferencia sigue siendo de más de 7.400 menores respecto a 2011. Una cifra que ayer puso de relieve el Síndic de Greuges Rafael Ribó durante la presentación de su informe anual sobre los derechos de los niños ante el Parlament. La prevalencia del riesgo de pobreza es ahora mucho más elevada entre la población infantil y el alcance de la RMI, el instrumento básico para luchar contra la exclusión social, sigue sin dar abasto. Según los últimos datos oficiales, el 29,4% de los menores de 16 años se encuentran en situación de pobreza.

El defensor del pueblo catalán considera que, si bien hay una mejora en la cobertura a menores en la RMI en relación a 2013 (un 8% más), una renta garantizada para combatir la pobreza infantil sigue siendo una tarea pendiente

La revisión de la RMI buscaba excluir a las personas pobres a raíz de perder el empleo que no tuvieran una dificultad social añadida. Ribó lamentó que la existencia de hijos en situación vulnerable “no es una condición suficiente o un factor de discriminación positiva para el acceso a la prestación”.

El Síndic se une así a las voces de las entidades como la Mesa del Tercer Sector y las Entidades Catalanas de Acción Social (ECAS) que piden agilizar la reforma de la prestación. Un compromiso que también hace parte de las resoluciones que salieron del pleno contra la pobreza y del que aún no se tienen noticias. El Síndic opinó que la RMI debería ser gestionada por otro departamento y lamentó que se lleva años hablando de una reforma, pero que no se sabe “cómo y cuándo será”.

Del 9.024 quejas que recibió el Síndic en 2013, 2.189 fueron por temas relacionados con la infancia.

Nuevo IRSC

De otro lado, la Comisión de Economía del Parlament, a instancias de Iniciativa, aprobó la actualización del Indicador de Renta de Suficiencia de Cataluña, el IRSC. La cifra no se actualizaba desde 2010. Este valor es ahora de 569,12 euros y sirve para valorar la situación de necesidad de los hogares y es utilizada como baremo para conceder ayudas.

Si se tienen en cuenta las subidas del IPC y otras correcciones, el nuevo IRSC se situaría en los 649,98 euros. La pérdida del poder adquisitivo sería de 80.86 euros mensuales.

Sobre la firma

Camilo S. Baquero

Reportero de la sección de Nacional, con la política catalana en el punto de mira. Antes de aterrizar en Barcelona había trabajado en diario El Tiempo (Bogotá). Estudió Comunicación Social - Periodismo en la Universidad de Antioquia y es exalumno de la Escuela UAM-EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS