Interior

El nulo impulso político a la Junta de Seguridad abre otra polémica

Estefanía Beltrán de Heredia critica los “injustificados controles” de la Guardia Civil

El Ministerio del Interior y el Departamento vasco de Seguridad escenificaron este miércoles con dos versiones antagónicas el auténtico problema de fondo que impide la convocatoria de la Junta de Seguridad y que responde exclusivamente a la ausencia de un impulso político. Interior y Seguridad se enzarzaron sobre quién se ha negado a convocar la Junta de Seguridad a partir de unas declaraciones a Onda Vasca de la consejera, Estefanía Beltrán de Heredia, en la que informó de que había trasladado al ministerio el “enfado” de la ciudadanía por los “numerosos controles injustificados” de la Guardia Civil en la red viaria vasca.

En su reacción, Interior atribuyó a Beltrán de Heredia haberse negado a convocar la Junta de Seguridad como se lo propuso el ministro, Jorge Fernández Díaz, el pasado 17 de marzo durante la reunión que ambos mantuvieron en el País Vasco. El Gobierno vasco eludió entrar en disputas y se limitó a remitir la nota informativa que elaboró conjuntamente con Interior con motivo de la citada reunión. Entonces ambas partes acordaron transmitir a la opinión pública que el encuentro “ha finalizado sin acuerdo de convocatoria para la Junta de Seguridad”, una potestad que siempre corresponde al ministerio.

La cuestión de fondo radica en el nulo entendimiento sobre la coordinación entre las fuerzas policiales en el País Vasco. La consejera insiste en reclamar el repliegue de efectivos de las Fuerzas de Seguridad en ausencia de la violencia terrorista, que encuentra el contundente rechazo desde Interior. Así las cosas, las relaciones entre ambos departamentos se reducen a cuestiones operativas como los despliegues ante las visitas del Rey Felipe VI o de delegaciones internacionales.

Los sindicatos de la Ertzaintza, citados a negociar para el próximo jueves

Beltrán de Heredia reconoció que “se siguen trabajando temas en el ámbito técnico, que habría que trabajar desde el punto de vista político” y que habría que abordar en ese foro “para dar ese impulso que necesitan los temas”. La consejera añadió que “hasta la fecha, seguimos esperando, a pesar de que, por circunstancias del cargo, y porque coincidimos en otra serie de comisiones y consejos, es algo que he reiterado sucesivamente”. La Junta de Seguridad tiene como finalidad abordar aspectos que afectan a ambas administraciones y sirven para mejorar su coordinación.

También este miércoles se conoció que Seguridad ha cursado a todos los sindicatos de la Ertzaintza la convocatoria de una reunión de la mesa de negociación para el próximo jueves, 27 de noviembre. De esta forma, los convocantes atienden la petición conjunta de los sindicatos de la Policía vasca que la pasada semana le trasladaron un escrito de cuatro reivindicaciones alusivas a sistemas de trabajo, retribuciones, convenio y participación en la organización interna del plan Horizonte 16. Se trata del primer contacto que mantendrán ambas partes tras las elecciones sindicales que ha consolidado al alza la línea dura de Erne.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS