Moragues sobre la compra de la F-1: “Para el Consell fue susto o muerte”

El consejero justifica la compra por el contexto de urgencia en que se produjo "Cuando decidió estaba a la vuelta un gran premio que se tenía que celebrar", afirma

El consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues.
El consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues.TANIA CASTRO

El consejero de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues, ha salido hoy al paso de la publicación de un nuevo informe oficial sobre la compra por parte de la Generalitat de Valmor, la empresa que en teoría organizaba el Gran Premio de Europa de Fórmula 1 en Valencia, y que se produjo por un euro asumiendo unas deudas que alcanzaban 31,8 millones de euros. Una especie de rescate público a una iniciativa privada que ahora investiga la fiscalía. Moragues ha reiterado la postura del Gobierno valenciano de justificar una operación que se produjo cuando Alberto Fabra ya había sustituido como presidente de la Generalitat a Francisco Camps, el gran impulsor del circuito urbano de Valencia.

"Siempre se ha dicho por parte del Consell que cuando se decidió la compra de esta empresa estaba en un escenario muy complicado donde había dos alternativas: una alternativa era mala y la otra era peor. En ese sentido era o susto o muerte, como se suele decir", ha respondido Moragues a las preguntas sobre el nuevo informe. "Se apostó por la alternativa que menos quebranto produjese a la hacienda pública autonómica, a las arcas públicas. Y lo que se intentó evitar fue el perjuicio que hubiese provocado lo que es la no celebración de ese gran premio, el impacto económico que hubiera dejado de producirse y también la indemnización que se hubiese tenido que satisfacer".

A Moragues se le hizo notar que, según se desprende del dictamen interno acerca de la compra de Valmor, hecho público por el diputado de EU Ignacio Blanco, la compra era innecesaria porque el premio ya venía siendo, en realidad, organizado por la propia Generalitat a través de su empresa Circuito del motor, en una de las peculiaridades de los premios celebrados en Valencia que más dudas ha generado en la fiscalía.

"No", ha contestado el consejero. "Ese informe lo que pone en evidencia son los perjuicios que hubiesen provocado la no celebración de los premios de Fórmula 1, y lo que justifica es la decisión que se tomó en su día por la continuidad del gran premio y así evitar la indemnización y la pérdida de impacto económico que hubiera supuesto".

El consejero insiste en que no comprar Valmor hubiese sido más costoso para las arcas públicas

El informe indicaba que renunciar a las carreras previstas entre 2012 a 2014 hubiera supuesto renunciar a un impacto económico de más de 100 millones de euros. Y a otros 120 millones de euros, según ese mismo cálculo, por los premios de las ediciones 2015, 2016 y 2017.

El problema, se le ha planteado al consejero, es que finalmente, después de adquirir Valmor, la Generalitat también canceló la celebración de la fórmula 1, de modo que la única edición que tuvo lugar tras la compra de la empresa fue la de 2012, habiéndose perdido de todos modos ese impacto económico que se estima en torno a los 200 millones de euros.

Moragues ha aceptado ese punto, pero ha justificado la compra en el contexto de urgencia en que se produjo: "En el momento en que se tomó esa decisión estaba a la vuelta de la esquina un gran premio que se tenía que celebrar. Y en caso de que no se hubiera celebrado, hubiera supuesto indemnizaciones y perjuicios para la Generalitat.

Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS