Detenidos por robar cascos de F-1 al piloto ‘Speedy’ González

El deportista y los Mossos acuerdan a través de Twitter la devolución de sus pertenencias

Los Mossos d'Esquadra han detenido a tres hombres acusados de cometer al menos 12 robos con fuerza en pisos de toda Cataluña. Se da la circunstancia de que en uno de los robos sustrajeron tres cascos de Fórmula 1 valorados en 15.000 euros que pertenecen al piloto venezolano Rodolfo Speedy González. Speedy vivió con gran decepción el robo. El pasado 20 de julio aseguró haber llegado a su domicilio de Barcelona después de una desilusionante jornada en la que su futuro en la Formula 1 quedaba en entredicho. Al llegar a su piso se encontró con que habían asaltado su residencia de Barcelona y le habían sustraído tres cascos firmados por Fernándo Alonso y Felipe Massa. González recordaba que con uno de esos cascos había participado en las 24 horas de Le Mans. Los ladrones también le habían sustraído un reloj que le había regalado el equipo de Fórmula 1 Marussia.

El piloto no tuvo noticias de sus cascos hasta que los Mossos d’Esquadra hicieron pública esta mañana la detención de los presuntos ladrones. Tras un momento de euforia Speedy solicitó ayuda por la red social Twitter para ponerse en contacto con la policía catalana y así recuperar sus pertenencias. Los Mossos pidieron a González que siguiera la cuenta de twitter de la policía catalana para así comenzar a gestionar la devolución de sus pertenencias.

Los ladrones están acusados no sólo de robar los cascos del piloto sino de desvalijar una docena de pisos. Los tres hombres, de entre 21 y 25 años, de nacionalidad colombiana y vecinos de Barcelona y L'Hospitalet de Llobregat (Barcelonès), fueron detenidos cuando circulaban en un coche por el término de Vilagrassa (Urgell).

Los ladrones siempre seguían el mismo patrón. Seleccionaban un piso y cuando no había nadie forzaban la cerradura con unos alicates de tipo pico de loro. El grupo criminal estaba compuesto por tres hombres que se desplazaban por toda Cataluña perpetrando robos.

En los registros en los domicilios de los detenidos se encontró también un revólver que había sido sustraído de un piso de Sant Cugat del Vallès a principios de año y un reloj valorado en 8.000 euros. Se recuperaron gran cantidad de joyas, teléfonos móviles, dispositivos electrónicos y relojes, entre otros objetos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS