tribunales

El arrepentimiento de Gomara ayuda a la petición de indulto para González

La Audiencia de Bizkaia descarta la revisión del caso y la decisión final queda en manos del Ministerio de Justicia

El arrepentimiento del abogado Iñaki Gomara al reconocer ahora que Iñaki González “es inocente” a pesar de haber sido sentenciado a 4 años y 9 meses de cárcel por apropiación indebida puede propiciar un “sustancial” giro a la petición de indulto solicitada por la familia del condenado, según aseguraron ayer miembros del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. “Es innegable que el reconocimiento de una inocencia en una persona condena siempre influye en el tratamiento de una petición de gracia e indulto”, añadieron estas mismas fuentes.

Más información
El Supremo confirma la prisión para el asesor
Condenados y (todavía) sin castigo
“Que se haga justicia porque se iba a mandar a la cárcel a un inocente”

Tras la ratificación de la condena a Iñaki González por parte del Tribunal Supremo, su familia accionó la petición de indulto. A esta demanda, de hecho, se incorporó el propio Gomara, abogado de la parte querellante (Talleres La Casilla), por la vía de no oponerse a su concesión. Según admitió Gomara, este pronunciamiento “era lo menos que podía hacer teniendo en cuenta que considero que Iñaki González es inocente”.

En su proceso, el entorno del condenado ha intentado sin éxito que el obispo de Bilbao, Monseñor Iceta, conozca la versión de su inocencia para que así se incorpore a la petición del indulto. Tras las manifestaciones de Gomara a EL PAÍS, donde evidencia un insólito arrepentimiento, las gestiones con el prelado se intensificarán para reforzar la petición que ahora analiza el Ministerio de Justicia.

En el Tribunal Superior vasco reconocieron ayer que a partir de ahora se abre una puerta para que el condenado pueda elevar a Justicia “una información complementaria a su petición de indulto” con el contenido de las declaraciones de Gomara en las que proclama la inocencia de Iñaki González. “Se trataría de un apoyo muy importante a la petición de indulto porque se asiste a una confesión de parte que ha llevado la acusación”, agregan estas fuentes.

La confesión de Gomara “abre todo un abanico de posibilidades”, según el Superior vasco

La vía del indulto es, sin duda, la única vía que le queda a Iñaki González para evitar el cumplimiento de la condena. La revisión del caso está “descartada absolutamente”, como admitieron ayer en el seno del Tribunal Superior vasco. “La causa está resuelta por medio de una sentencia firme del Supremo y el fallo se ha adoptado en base a las pruebas que se presentaron en la vista y, por tanto, no cabe revisión alguna”, subrayaron desde la Audiencia de Bizkaia, donde se sustanció la querella contra González. Precisamente Manuel Ayo, ahora presidente de la Audiencia vizcaína, lideró el tribunal de la Sala Segunda en la querella contra González.

En cuanto al indulto, la confesión de Gomara “abre todo un abanico de posibilidades” para la suerte procesal del condenado. Aunque en última instancia la decisión final se adopta en la reunión del Consejo de Ministros, el signo de la propuesta procede del Ministerio de Justicia, que dispone de una subsecretaría específica para este tipo de resoluciones. Miembros del Superior vasco recuerdan que el campo de maniobra para un posible indulto “es amplísimo” y el caso de Iñaki González se podría ver favorecido por los “atenuantes” que se han conocido a partir de la confesión de Gomara. “Es una información que será tenida en cuenta sin duda porque es relevante y es de esperar que así lo haga constar la defensa”, indicaron. “La resolución a la petición de indulto puede ir desde la concesión total, quitando toda la pena, hasta parcial con una rebaja del período de condena o dejarlo en una multa”, informaron desde el TSJPV.

Iñaki González, tras conocer la publicación de las manifestaciones de Gomara en las que reconocía su inocencia, ha empezado a articular el proceso de información complementaria de su petición de indulto. En el empeño podría contar con la colaboración del propio Gomara por medio del bufete de Jesús Urraza, el nuevo despacho de abogados al que se ha incorporado. “Le voy a ayudar en todo lo que pueda para evitar que vaya a la cárcel y Jesús Urraza también se va a interesar por el indulto”, admitió Gomara a EL PAÍS.

A su vez, la publicación de este insólito giro al proceso de Talleres La Casilla ha provocado que algunos empresarios perjudicados años atrás por la gestión de esta firma recuerden otros procesos en que se han visto envueltos los dueños de esta compañía, los hermanos Alejandro y José Luis Diaux.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS