Quiosqueros sin salario

Empleados de Cogami que atienden kioscos municipales acuden cada día a su puesto pese a llevar dos meses sin cobrar

La liquidación de la Rede Galega de Kioscos, uno de los nueve centros especiales de empleo para discapacitados de Cogami, es inminente. Con el cierre de esos 37 quioscos, la mayoría en lugares emblemáticos de A Coruña, Santiago y Pontevedra, se irán al paro 95 discapacitados. Unos empleados, en su mayor parte mujeres de más de 40 años y con cargas familiares, que siguen acudiendo cada día, incluidos sábados, domingos y festivos, a abrir al público unos tenderetes desabastecidos pese a llevar casi dos meses sin cobrar. Algunos quioscos están absolutamente vacíos, sólo siguen recibiendo mercancía y publicaciones los más céntricos como el de la Alameda de Santiago, confirma su encargada y representante laboral de estos trabajadores, Sonia Puentes.

“Es una vergüenza, algunos no podemos ni comprar nuestra medicación por no cobrar”, afirma, indignada. Nada se sabe del administrador concursal que les prometió por escrito hace un par de semanas que iban a recibir en breve sus salarios, que se elevan a 645,30 euros brutos al mes. Los quiosqueros, pese a todo, siguen cumpliendo con su jornada. “Incluso a alguno de Lugo al que le cortaron la luz, y con el frío que pela estos días, es difícil de aguantar”, denuncia Puentes. Está muy cabreada también por el silencio e indiferencia tanto de la Consellería de Traballo como del Ayuntamiento de Santiago. Muchos de esos quioscos son concesiones municipales, como los del paseo marítimo de A Coruña, entregadas a Cogami sin compensación alguna por dar empleo a discapacitados.

La ONG justifica y defiende la liquidación de esta red de quioscos tras llevar cuatro años de pérdidas. Cogami presentó concurso de acreedores para este centro especial de empleo a finales de octubre, seis meses después de haber cobrado una subvención de la Xunta de 250.000 euros. Una ayuda destinada en teoría a sanear financieramente la red de quioscos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS