Fenosa abre un nuevo gasoducto en A Mariña de 65 kilómetros

Dará suministro a 55. 000 clientes, entre ellos la fábrica de Alcoa en San Cibrao

Los presidente de la Xunta y de Gas Natural, en la inauguración
Los presidente de la Xunta y de Gas Natural, en la inauguración

El gasoducto de A Mariña de Lugo, inaugurado ayer por los presidentes de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró, tiene una longitud de 65 kilómetros y prestará servicio a más de 55.000 usuarios de siete ayuntamientos de la comarca. Entre los beneficiados se encuentra una de las principales industrias de Galicia, la factoría de aluminio de la multinacional estadounidense Alcoa. La presidenta de esta compañía en España, la gallega Rosa García, también acudió al acto de inauguración, en San Cibrao, en el municipio de Cervo, donde destacó que su factoría pasará a usar exclusivamente el gas natural, lo que le permitirá reducir costes de producción.

 El gasoducto de A Mariña es un tubo de acero capaz de transportar 50.000 metros cúbicos por hora que recorre bajo tierra los municipios costeros de Ribadeo, Barreiros, Foz, Burela, Cervo, Xove y Viveiro. De esta forma, conecta con otro gasoducto ya existente, el que une la localidad asturiana de Llanera con la lucense de Vilalba. La compañía energética ha invertido 30 millones de euros en este proyecto, que construyó la empresa FCC durante los 11 meses de plazo previstos y “sin ningún tipo de incidente”, según la entidad. Un total de 200 personas participaron en su construcción, informa Europa Press. Los responsables de la compañía destacan que el proyecto ha supuesto un “reto ambiental” ya que atraviesa algunas zonas de gran riqueza natural.

En el acto de inauguración, el presidente de Gas Natural Fenosa volvió a referirse al “histórico vínculo” que une a su empresa con Galicia y destacó que está desarrollando en la comunidad autónoma un plan hasta 2017 que dispone 860 millones de euros y que todavía podría incrementarse hasta 1.100 con algunos proyectos que tienen sus “permisos pendientes”. “Mantendremos nuestras inversiones para asegurar un suministro de alta calidad”, prometió Gabarró, quien mostró su interés en colaborar con la Administración autonómica gallega en iniciativas de movilidad marítimo-terrestre y valorización de la biomasa. Además explicó que a mediados de 2016 estará concluido el lago artificial que cubrirá la antigua mina de Meirama, en el municipio coruñés de Cerceda.

Feijóo señaló que su Gobierno va a invertir cuatro millones de euros “para seguir impulsando el gas natural” en Galicia, especialmente para aumentar de 44 a 80 los polígonos industriales que disponen de ese suministro energético.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS