Sube un 26% el número de ayudas a pobres energéticos en Barcelona

Puig pone en duda las cifras de la Mesa del Tercer Sector o del Síndic de Greuges sobre los afectados en Cataluña

El número de ayudas que el Ayuntamiento de Barcelona entregó el año pasado a familias que no pueden pagar los recibos de la luz, el gas o el agua subió un 26% con respecto a 2013. En total fueron 4.032 las ayudas, por un importe de más de 634.000 euros.

Esta cifra contrasta con los resultados de la tregua invernal que puso en marcha la Generalitat el invierno pasado: 934 familias beneficiadas. Hace poco más de una semana del ecuador del invierno y el Gobierno catalán sigue sin presentar oficialmente el fondo contra la pobreza energética o sin saberse cuánto aportarán las empresas suministradoras.

A preguntas de los periodistas después de la reunión del Gobierno catalán, el consejero de Empresa, Felip Puig, reiteró ayer que no se le cortará ningún suministro si se acredita ante los servicios sociales estar en una situación de vulnerabilidad económica.

Fuentes del departamento explicaron que este acuerdo verbal con las empresas de suministro entró en vigor en diciembre y que los trabajadores sociales ya están formados para agilizar los trámites. Varias entidades como la Alianza contra la Pobreza Energética y Fuel Poverty Group, sin embargo, aseguran que hay casos donde, aun teniendo el certificado de vulnerabilidad, se ha cortado el servicio. O de la lentitud en algunos Consistorios para dar los informes. Las suministradoras se niegan a cuantificar los casos.

Puig negó que la congelación de la aprobación de los Presupuestos por el recurso del PP afectara a la puesta en marcha del fondo, como denunció el presidente Artur Mas. El consejero también puso en duda las cifras que el Síndic de Greuges o la Mesa del Tercer Sector han dado sobre el número de pobres energéticos. El fondo, aseguró, ayudará para que los municipios y ONG digan a cuánta gente han ayudado y con cuánto dinero. “De lo estadístico a la realidad hay una diferencia”, dijo.

El Consejo Asesor de Políticas Sociales y de Familia de la Generalitat (CAPSIF) criticó en un informe publicado el lunes la "timideza" del fondo. Recordó que en otros países europeos "estos fondos solidarios para hacer frente a la pobreza energética se cubren totalmente con una tasa en las facturas a las compañías". 

Sobre la firma

Camilo S. Baquero

Reportero de la sección de Nacional, con la política catalana en el punto de mira. Antes de aterrizar en Barcelona había trabajado en diario El Tiempo (Bogotá). Estudió Comunicación Social - Periodismo en la Universidad de Antioquia y es exalumno de la Escuela UAM-EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS