La oposición tumba el plan del PNV para permitir nuevos municipios

La decisión definitiva será adoptada en el pleno de la Cámara el próximo 25 de marzo

EH Bildu, PSE-EE y PP han unido este martes sus votos en la Comisión Institucional de las Juntas Generales de Bizkaia para rechazar el proyecto del PNV que busca permitir que se constituyan nuevos municipios independientes en este territorio.

Aunque ha resultado negativo el dictamen de la comisión, la última palabra sobre este proyecto la tendrá el pleno de la cámara foral vizcaína, que adoptará una decisión definitiva en la sesión prevista para el próximo 25 de marzo.

La Diputación de Bizkaia, gobernada por el PNV, aprobó el pasado 3 de marzo una modificación de la norma foral sobre demarcaciones territoriales para permitir que se constituyan nuevos municipios independientes de al menos 2.500 habitantes, lo que en principio abría la puerta a que el barrio de Usansolo se segregase de la localidad de Galdakao.

El caso de Usansolo era el único que quedaba pendiente sobre desanexiones en Bizkaia cuando en 2012 se aprobó la anterior norma foral, impulsada también por el PNV, que impedía la creación de nuevos municipios. Los apoderados de EH Bildu, PSE-EE y PP han empleado argumentos diferentes para oponerse al proyecto llevado hoy por el PNV a la Comisión Institucional de las Juntas, aunque han coincidido en reprochar que sea el mismo partido el que aprobó en 2012 impedir nuevos municipios y el que ahora plantee la posibilidad de admitir procesos de segregación municipal.

La juntera del PP Carmen Carrón ha criticado que el PNV impulse una norma "ad hoc" para el caso concreto de Usansolo y se ha mostrado en contra de sumar nuevos municipios a los 112 existentes en Bizkaia, que a su juicio "son muchos".

El portavoz del PSE-EE, Iñaki Egaña, ha atribuido al PNV la "responsabilidad máxima" en este asunto y ha explicado que su grupo está a favor de que se impida la constitución de nuevos ayuntamientos, pero también defiende que Usansolo tenga la oportunidad de "completar" su expediente de desanexión.

La representante de EH Bildu Irune Soto ha defendido las enmiendas que ha formulado la plataforma Usansolo Herria, que trabaja a favor de la segregación de Galdakao, y ha dicho que su grupo apoyaría nuevos casos de separación municipal en caso de que se produjeran.

Soto ha reivindicado la formación de una "comisión gestora" en el barrio que quiera emprender una segregación, en lugar de la "comisión mixta" que se plantea en la norma foral y que en su opinión estaría más controlada por el ayuntamiento original.

La apoderada de EH Bildu ha dicho que esa comisión gestora era la "clave" para que su grupo respaldase el proyecto presentado por el PNV, pero, ante la negativa de éste partido, los junteros de la coalición abertzale han votado con los del PSE-EE y PP en contra de dar luz verde al dictamen.

El juntero del PNV Jon Andoni Atutxa ha dicho que "no es una norma para el caso concreto de Usansolo", sino "para toda Bizkaia", y ha reconocido que ha habido un cambio de posicionamiento de su partido. Ha puntualizado que la cifra de 2.500 habitantes que se fija en el proyecto de norma para constituir un nuevo ayuntamiento se ha considerado un "límite realista" para la "viabilidad" del municipio.

Una vez que el dictamen del proyecto ha sido negativo, el PNV ha emitido un voto particular para mantener el proyecto tal y como ha sido debatido hoy en la comisión y los demás grupos han decidido mantener sus enmiendas, con lo que todo dependerá de lo que suceda en el pleno de las Juntas de Bizkaia del próximo día 25.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS