La Cámara rechaza la idea del PP de controlar la RGI con la huella digital

El texto pactado por PSE y PNV defiende que la vigilancia que se implante en Lanbide persiga mejorar su gestión

El Parlamento vasco ha rechazado este jueves la propuesta del PP de implantar la huella digital en Lanbide para identificar a los perceptores de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) con el propósito de prevenir el fraude. El parlamentario popular y alcalde del Vitoria, Javier Maroto, ha defendido una proposición no de ley, que solo ha apoyado su grupo, para implantar este sistema de reconocimiento en Lanbide "en los casos en los que técnica y jurídicamente se considere necesario, para mejorar el servicio".

El texto que finalmente se ha aprobado -pactado por PNV y PSE- aboga por que ninguna persona que lo necesite quede fuera del sistema de protección social y defiende que los "recursos de control" que se implanten en Lanbide persigan mejorar su gestión.

En cuanto a la posibilidad de instaurar un sistema de identificación digital, el Parlamento lo reclama para "todas las personas, sin que su implantación estigmatice a ningún colectivo". Esta enmienda transaccional ha contado además con el apoyo de UPyD y la abstención del PP, mientras que EH Bildu la ha rechazado porque "no se ha debatido en serio sobre Lanbide ni sobre cómo ampliar sus coberturas".

Durante la defensa de su iniciativa, Maroto ha explicado que las nuevas tecnologías "permiten garantizar el principio de un ciudadano, una identidad" y que la huella digital evitaría casos de fraude como el del ciudadano de Nigeria detenido en Bilbao por haber cobrado supuestamente 40.700 euros en cinco años en ayudas sociales de Lanbide con una identidad falsa.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS