El Gobierno vasco no prohibirá el acto frente a la Guardia Civil en Oñati

El PP critica que la izquierda abertzale quiere convertir la localidad guipuzcoana en "la capital del odio"

El departamento vasco de Seguridad no va prohibir el acto convocado por una organización de la izquierda abertzale ante el cuartel de la Guardia Civil de Oñati (Guipúzcoa) al no apreciar con la "ley en la mano" indicios que puedan ser constitutivos de delito. "Quieren convertir Oñati en la capital del odio", ha asegurado el portavoz del PP, Carmelo Barrio, en referencia la cadena humana convocada por el colectivo "Fan Hemendik" para rodear el cuartel de esa localidad dentro de la campaña que reclama que la Guardia Civil abandone el País Vasco y Navarra. "Sabe que con la ley en la mano este asunto no tiene recorrido", le ha respondido la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia.

Beltrán de Heredia ha recordado que la Ertzaintza acumula "mucha experiencia" en la gestión de este tipo de actos y que sabe "cómo hay que aplicar la ley", pero ha rechazado que se pueda tomaar una medida preventiva como pide el PP, y prohibir el acto. "No se observa que concurran indicios que puedan ser constitutivos de delito y como tal potencialmente generadores de alteraciones del orden público con peligro para las personas o los bienes", por lo que no se puede aplicar una prohibición "preventiva", ha decrito. "Con su insistencia para que la Ertzaintza prohíba la convocatoria del sábado en Oñati está buscando usted lograr por la vía de la presión mediática lo que sabe que no puede conseguir por la vía judicial", ha replicado la consejera vasca al parlamentario popular.

Lo de mañana es estrategia de ETA", sostiene el PP

Beltrán de Heredia ha recordado que el acto de mañana no es una "novedad" y ha asegurado que en Oñati, desde 1999, ha habido una veintena de convocatorias similares para protestar por la presencia de la Guardia Civil y sólo en una ocasión se ha suspendido. Ha añadido que cada vez que se programa una manifestación que compete a más de 20 personas el organizador debe comunicarlo a la Ertzaintza y después el director de este cuerpo emite una resolución en la que detalla "las condiciones que deben cumplir" los participantes, y en este "caso también".

"Lo de mañana es estrategia de ETA", ha replicado Barrio a la consejera, a la que ha recordado que el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (Covite) ha exigido su prohibición y ha pedido al lehendakari, Iñigo Urkullu, que escuche "en el día a día a las víctimas". Convocar una manifestación "rodeando viviendas familiares, donde residen menores, con el lema 'fuera de aquí' y publicitarlo con injurias en las que se les llama 'txakurras' (perros) no está amparado por la libertad de expresión ni de reunión", ha zanjado Barrio.  La consejera le ha recordado que existen sentencias juficiales que permiten llamar cipayo a un ertzaina o "hijos de puta" a unos policías locales, "y no le he visto protestar por ello", le ha dicho al portavoz popular.

Además de Covite, el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha solicitado al departamento de Seguridad del Ejecutivo autonómico que no autorice esta cadena humana. También se ha pronunciado el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien el pasado miércoles reiteró que la Guardia Civil no se va a ir "jamás del País Vasco" y se mostró confiado en que los responsables del Seguridad del Gobierno vasco adoptarán las medidas que correspondan en el marco del derecho a esa reunión.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS