Unió aporta una minoría de los cargos de la federación nacionalista

El principal alcalde de los democristianos es el de Platja d'Aro

Josep Antoni Duran Lleida, este miiercoles, ante la sede de Unio.
Josep Antoni Duran Lleida, este miiercoles, ante la sede de Unio.Massimiliano Minocri

La federación nacionalista de CiU cuenta con unos 3.700 cargos distribuidos en las diferentes instituciones salvo en las europeas donde Unió y Convergència concurren por separado y sus eurodiputados están adscritos a grupos distintos (al democristiano y liberal, respectivamente). No es fácil saber cuántos de esos 3.700 políticos son de Unió, pese a que históricamente se ha aplicado el criterio del 75% para CiU y el 25% para los electos del partido de Duran. Convergència da ahora ese baremo por inexacto y sostiene que ya no se aplica desde su conversión de coalición a federación y que, en cualquier caso, la proporción es más favorable a los convergentes. La medida del peso de Unió en cuanto a representantes públicos quedó reflejada el 24-M: su principal alcaldía es Castell-Platja d'Aro, (Baix Empordà). Y el grado de división se constató en la constitución del Ayuntamiento de Badalona: de dos ediles, el de CDC votó a favor de la alcaldesa Isabel Sabater y el de Unió se abstuvo.

Más información
Convergència anuncia el fin de CiU: “El proyecto se ha acabado”
Unió sale del Gobierno de Mas como rechazo al plan de independencia
Unió se prepara para romper con Convergència por el independentismo

Josep Rull, coordinador de Convergència, insistió en que pese a que al proyecto en común de los dos socios está ya agotado, la ruptura no tendrá por qué afectar a los pactos municipales. CiU fue la primera fuerza el 24-M con 3.333 concejales de los que 436 son alcaldes. Unió da por hecho que el divorcio no tendrá consecuencias y que tampoco afectará a las diputaciones provinciales, donde CiU suma 51 diputados provinciales. Además de Castell-Platja d'Aro, los democristianos copan las alcaldías de Ribes de Freser, Ulldemolins o Matadepera. Los democristianos han perdido la de Vic, la más emblemática que lograron en 2011 y que ahora ha pasado a manos de Convergència tras una ardua y tensa negociación. También han perdido la alcaldía de Salt por un pacto entre Esquerra y PSC.

Los principales cargos que ostenta ahora Unió son el de Josep Antoni Duran Lleida, portavoz de CiU en el Congreso, que está a expensas de la decisión que tomen los diputados convergentes. De 16, 10 son de CDC y seis de Unió. Y, en el Senado, la balanza se inclina en favor de CDC: solo tres de 13 senadores de CiU son democristianos. En el Parlament, hay 50 con el siguiente reparto: 35 para CDC y 15 para Unió. De este último grupo, seis están adscritos al sector crítico y apuestan por la secesión. Entre ellos figura Núria de Gispert, la actual presidenta del Parlament y el cargo de mayor rango institucional de los democristianos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS